Nación

Zapata… Si no la gana la empata

 Juventud Unida consiguió su cuarto empate consecutivo, el conjunto de Fito Muñoz hace diez fechas que no pierde, pero cada vez lo miran más de reojo puertas para adentro, las posibilidades del reducido se empiezan a escapar.

juventud

¿Hasta que punto sirve empatar tanto? ¿Duele más una derrota o cuatro empates consecutivos? ¿Lastima más perder o que tus rivales directos consigan más puntos que vos? Esas son las preguntas que puerta para adentro se hacen jugadores, técnico y hasta dirigentes. El Lobo volvió a empatar y es un resultado que ya fastidia al hincha.
Esta vez desde las ganas, actitud y sobre todo juego, se levantó mucho, Leizza le daba la victoria al conjunto de la zona de Muñiz, jugaba bien el conjunto de Fito Muñoz. Manejaba la pelota y hasta era profundo por momentos, cosa que el mismo DT le dolía y estaba preocupado, pero una vez más pasó lo mismo. Errores defensivos, psicológicamente el equipo se empezó a tirar atrás y le sirvió la pelota a Ituizango, un equipo pesado de la categoría que no le podes de regalar nada y así Mantovi puso el empate.
 
 ¿Internas en la dirigencia de Juventud Unida? ¿Miran de reojo al DT?
 

 Hace tiempo en Malviticias contamos que había algunos chispazos entre dirigentes y el DT Fito Muñoz. Fue así, que Rodrigo Mosman, dirigente del Lobo, terminó renunciando. Mosman, encargado del fútbol del club, le pidió alguna explicación futbolística al técnico, que se ofendió y terminó hablando por detrás de él y todo terminó con la renuncia en el escritorio.

 Ahora nos cuentan, que en la interna todos le reclaman al DT, molesta mucho los empates y además las formas. Un dirigente nos dijo: “¿Cómo puede ser? Siempre pone a los jugadores que pidió él y no juegan a nada, otros piden pista y ni en cuenta los tiene”. Esas fueron las palabras de alguien importante de Juventud Unida puertas para adentro, al técnico se le ha preguntado y siempre responde: “A mi nadie me mira de reojo, esto se acaba cuando ganás. Si alguien me tiene que decir algo, que lo haga en la cara”. Puertas para afuera parece color de rosa, pero es la casa del Lobo la interna en el club de la ciudad de San Miguel. ¿En qué terminará esta novela?

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba