Malvinas ArgentinasSan IsidroTigre

Cómo son los retiros voluntarios que ofrece Falabella y Sodimac

La modalidad del retiro voluntario ofrecido, según fuentes a las que accedió Diario PH, se basa en la aceptación, o no, de un porcentaje de dinero inferior al que correspondería a la compañía abonar por cada baja.

Después de conocerse el anuncio de cierre de cuatro sucursales de Falabella y Sodimac -dos en Malvinas Argentinas y otras dos en CABA- la empresa ofreció hoy el retiro voluntario a trabajadoras y trabajadores de todas las sucursales que posee en el país. La medida generó incertidumbre y temor a nuevos despidos, pero desestimaron que la compañía se vaya del país y que cierren nuevas tiendas. 

-“Hoy nuestra empresa está fuertemente afectada por los efectos de la pandemia y nos toca tomar una de las decisiones más difíciles e impensadas, como lo es el cierre de las tiendas de Florida y Tortuguitas. Es por esto, que nuestros equipos deberán adaptar sus estructuras para enfrentar los nuevos desafíos. Dado todo esto, la compañía ha definido ofrecer un programa de retiro voluntario dirigido a todos nuestros colaboradores, cuyo alcance y condiciones será comunicado mañana, a través de un comunicado que se enviara por Whatsapp. También encontrarán en Mi Recibo, la información con los datos generales del acuerdo”. 

-Esto nos pasaron recién. Estamos todos informándonos de este nuevo cierre de tiendas y lo bajaron para toda la compañía, que es algo que nos sorprendió. No tenemos datos de qué, ni de cuánto nos van a ofrecer. En la app «Mi Recibo» nos aparecerá cuánto nos va a corresponder a cada uno, si decidiéramos aceptar el retiro. 

Así fue el diálogo que tuvieron hoy dos trabajadores de áreas muy distintas de Falabella. El primero, de recursos humanos, comunicaba a una trabajadora de una tienda, lo que la empresa ya había dictaminado, solo 24 horas después de anunciar el cierre de cuatro sucursales: ofrecer el retiro voluntario a su plantel de todas las tiendas del país. 

“Después de llamarnos, nos enviaron por mail cuánto nos correspondería en el caso de que aceptaramos”, explicó a Diario PH María, una trabajadora de la tienda ubicada en Unicenter, la casa central de Falabella. El otro medio elegido por la empresa fue la aplicación interna «Mi recibo» que utilizan empleadas y empleados de las tiendas.

“Hace 13 años que trabajo ahí y siempre nos dijeron que la empresa estaba mal pero nunca creímos que iba a pasar esto, hasta que, lamentablemente, ocurrió», explicó Belén, otra trabajadora. 

La modalidad del retiro voluntario ofrecido, según fuentes a las que accedió Diario PH, se basa en la aceptación, o no, de un porcentaje de dinero inferior al que correspondería a la compañía abonar por cada baja. La notificación fue la misma, pero el importe ofrecido varía según la antigüedad y abarca a todas las jerarquías.

“Uno de los fantasmas que corre es quedarse sin nada. Hace seis años que la empresa viene con estos problemas”, señaló otra trabajadora a este medio. 

En la actualidad, Falabella había logrado abrir en agosto la sucursal Florida, tras el cierre en marzo por la pandemia, y ya tenía abierta la de Unicenter, que funciona como centro de retiro de compras online. Pero el nivel de ventas de la tienda ubicada en CABA y la de Tortuguitas, en el shopping Tortugas Open Mall, venía de un largo período de permanecer por debajo de lo esperado. 

La situación salarial había permanecido estable en los últimos años. Desde el comienzo de la pandemia, comenzaron a implementarse suspensiones en todas las tiendas, ajustadas a la normativa del aislamiento obligatorio, y los empleados percibían un 80% del sueldo. Un 10% más, que el 70% arreglado por el sindicato que los nuclea: Comercio.

“El problema que atraviesa Falabella desde hace tiempo es la sobredotación de personal”, explicó una trabajadora de la sucursal de San Isidro. Siempre hubo más gente a la mañana que a la tarde en esa sucursal que, como el resto, tiene horarios part time y distintos acuerdos para que cada trabajador cumpliera 32 horas semanales. 

Uno de los últimos reclamos que existió por parte de los trabajadores hacia la empresa tuvo que ver con el mal pago del aguinaldo ya que, en vez de tomar el mejor salario anual, se tomaba el de la suspensión. El plus de premios, se paga aparte. 

“Creemos que con esto van a descontar esos plus que se abonan en concepto de viáticos o eventos en los que se trabaja como el Hot Sale”, explicó a Diario PH una trabajadora del sector logístico. 

Desde el sindicato de Camioneros, que posee la representación gremial en la parte logística de Falabella -una de estas plantas se encuentra en Tigre-, reunieron ayer a todo el personal para comunicarles la situación. Paradójicamente, esta planta se encuentra en pleno trabajo ya que desde ahí se preparan y despachan compras realizadas de manera online, una modalidad que va en aumento desde el comienzo de la cuarentena. 

A su vez, desde ese gremio señalaron en la reunión que el cierre de las dos tiendas anunciado ayer, estaba en los planes de la empresa desde hacía dos años, por el bajo nivel de ventas. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba