José C. Paz

José C. Paz: se quedó sin trabajo, cobró el IFE y puso una verdulería en su casa

Tiene 25 años, vive con dos hermanos menores y con su madre costurera y ama de casa. Antes de la pandemia, hacía changas por su cuenta de construcción. Cobró el IFE y con ese dinero armó su propio negocio. Ahora, espera cobrar el segundo pago para agregar pollos.

“Me hice un carrito que lo enganchaba a la bici y me iba a comprar a la mañanita al Mercado Concentrador, tipo cinco de la mañana”, cuenta Emanuel Moreno. Tiene 25 años, vive en José C Paz y, con el dinero que cobró del primer Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), armó una verdulería en la casa donde vive con su madre y sus hermanos. Ahora, espera a cobrar el segundo pago para agregar productos de granjas a su negocio.

Emanuel trabajaba en negro, por su cuenta, hacía changas en el rubro de la construcción, pero su trabajo se terminó tras el comienzo de la cuarentena obligatoria que detuvo la actividad en todo el país. Fue de los más afectados, aunque no suficiente para detenerlo.

Entre las medidas implementadas por el Gobierno Nacional ante el contexto de pandemia, el pago de 10 mil pesos en concepto de IFE llegó a más de 8 millones de trabajadoras y trabajadores informales monotributistas sociales o de la categoría más baja. La intención fue paliar las consecuencias económicas de una emergencia sanitaria a nivel mundial.

Lejos de bazar los brazos, Emanuel vió en el IFE que cobraría la oportunidad de “salir adelante”. Decidió invertir ese dinero y armó su propio emprendimiento de verdulería en su casa del barrio Roosvelt 3, cerca de avenida Croacia, en José C. Paz. ““Se me dió esta oportunidad y la aproveché para poder tener un plato de comida en mi mesa todos los días”, explica a Diario PH.

“Antes de cobrar el IFE hacía de todo un poco: carpintería, plomería, albañilería. Pero, cuando comenzó la cuarentena, me quedé sin trabajo de un día para el otro”, explica lo abrupto que fue, para él, el comienzo de pandemia.

Esa mañana, a contramano de muchas vecinas y vecinos del barrio, agarró el dinero que había cobrado, salió a las cinco de la mañana con su carro atado a su bicicleta y pedaleó las 20 cuadras que separan su barrio del Mercado Concentrador de José C. Paz. Allí compró bananas, naranjas, mandarinas, tomates, morrones, cebollas, zapallitos, limones, peras, batatas y papas.

“Tenía que llegar temprano para encontrar las mejores frutas y verduras, más frescas de mejor calidad”, señala.

Con una carpa, armó su verdulería en su casa ubicada en Roosvelt 4428, entre Fragata Sarmiento y Crucero Argentino. Allí vive con su madre costurera y ama de casa, una hermana de 17 y un hermano de 14 años. “Ya me estoy haciendo el localcito, gracias a Dios para continuar y salir adelante”, explica.

El mecanismo que utiliza es el de entregar mucha de la mercadería puerta a puerta: “Acá, la gente no se mueve mucho porque tiene miedo. Yo por eso puse mi verdulería y hago pedidos a domicilio. Llevo la mercadería a cada casa para que la gente no salga y l hago con protección y barbijos”.

“Hay que mandarle para adelante. No soy de quedarme. Me gusta progresar. Mis amigos no pueden creer lo que hice con el IFE. Mucha gente seguro la gastó de otra manera, pero cada cual tiene su pensamiento”, dice y agrega: “Estoy agradecido por este IFE que dió el presidente -Alberto Fernández- que ayuda a que pueda comprar el pan y con el plato de cada dia”.

Al reflejo de lo que sucede en múltiples localidades y barrios del conurbano, la historia de Emanuel es la de miles de bonaerenses que deben reinventarse para buscar una salida colectiva a la situación. El surgimiento de ferias americanas, emprendimientos productivos caseros, cooperativas, fabricantes de comidas, tortas, dulces y distintos servicios aparecen junto a la necesidad real como alternativa para apaciguar el golpe que sufrió la clase trabajadora con la pandemia.

“Ahora puedo pagar un fletecito para ir a buscar mi mercadería”, cierra Emanuel. No sin antes contar que, por estos días, cobrará el segundo pago del IFE y agregará productos de granja a su negocio.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba