Nación

Marea alta en Barrio Parque Alvear

    A causa de la inundación del domingo, los vecinos de Parque de Alvear, de Villa de Mayo, se manifestaron ayer en la entrada del Barrio Cerrado San Jorge, acusándolos de desagotar su laguna artificial sobre la calle Juan de Herrera.  Eduardo Michelich, presidente de la comisión directiva de San Jorge,  izó las banderas celestes de mar calmo, pero sólo por diez días. 

    El incidente se repitió una vez más este domingo, como sucede, según los vecinos, hace cinco o seis años. “Siempre pasa lo mismo. Cuando llueve abren las puertas de atrás para que se inunde nuestro barrio”. Los vecinos afirmaron que las napas y los cimientos de las casas también están arruinados. “Nos arruinan todos los muebles, algunos no tienen ni colchón para dormir”.

    A causa del descontento y los daños materiales sufridos el domingo 10 de febrero, los vecinos del barrio rompieron una de las paredes del country. “Nos tratan de delincuentes”. “El domingo hicieron la denuncia de que rompimos la pared del barrio cerrado para entrar a robar, pero fue por el agua”, afirmó una vecina de Parque Alvear.

  Malviticias registra la repetición de estos sucesos. En marzo de 2010, el descontento de los vecinos por las inundaciones y la expulsión de materia fecal proveniente del barrio cerrado, llevó a que comenzaran a “darle martillazos y mazazos al paredón del San Jorge cuando vieron que el agua les llegaba a la cintura dentro de sus hogares”. 

\"\"

 Ayer, los vecinos del barrio damnificado por las inundaciones volvieron a manifestarse, esta vez en la entrada principal de San Jorge, de manera pacífica. Allí conversaron con algunos de los vecinos que viven en el barrio cerrado y les contaron su problemática. “Lo que hacemos es tratar que la gente de la intendencia se ocupe del asunto.” “Hay un grupo de vecinos que en teoría se ocupa de eso. Tendría que ocuparse”, sostuvo una vecina que ingresaba al Country. 

\"\"

 A medida que avanzaba la tarde, fueron presentándose patrullas policiales, las cuales acudieron al sitio porque les fue informado desde el country que la manifestación estaba cortando la ruta 197. 

\"\"

    Con la llegada del tercer móvil policial, salió al encuentro de los vecinos el presidente de la comisión directiva de San Jorge Village, Eduardo Michelich, quien explicó a los vecinos que los agujeros en las paredes del country están para que “no halla tanta presión del lado nuestro de la pared cuando sube el agua”, a lo que uno de los vecinos respondió “Es entonces cuando nos inundamos nosotros”. Luciano Barrientos, que vive enfrente del San Jorge y es uno de los más damnificados explicó: “en las paredes tienen agujeros cada medio metro para que salga el agua de adentro del country. Si ustedes tapan esos agujeros se cae el paredón como pasaba antes. La solución es entubar de donde sale el agua de la laguna artificial. Esa agua que sale choca justo contra el barrio de nosotros.” Michelich sostuvo: “Ésa laguna artificial  nosotros la agrandamos para contener un poquito más de agua.” A lo que respondieron los vecinos que el agua  inunda su barrio después de que termina de llover, y que hay grabaciones que lo demuestran. 

\"\"

    Michelich explicó a los vecinos que era imposible desviar el agua hacia el agua hacia 197. “En su momento lo quisimos hacer y no nos lo permitieron, porque los fluviales que son solamente para el agua que cae en la 197, no está calculado para las calles de los costados”. Y también señaló la falta de acción dela Municipalidadde Malvinas Argentinas: “vamos a pelear con la municipalidad para que hagan las obras”

   Al momento de hablar de plazos, el presidente de la comisión directiva solicitó: “no me tires un compromiso, yo no me puedo comprometer.” “En una semana no te vamos a poder resolver el problema”, lo que llevó a uno de los vecinos a preguntar “¿que pasa si hay una tormenta más como la del domingo?”. Michelich respondió: “La aguantás flaco, una tormenta más te aguantas”.

   El encuentro terminó con el pedido de “renovar la esperanza” y con promesas: “Con los colchones y el agua, me comprometo a darles una mano entre mañana y pasado. A lo que yo me comprometo es a involucrarme en el problema\”. Por las obras anunció: “Dame diez días. El 23, alas 19 horas nos volvemos a reunir acá”.

    Se asumieron los compromisos y se fijó la fecha de la reunión entre ambas partes.  El encuentro terminó como comenzó: con presencia policial, a pesar de la protesta pacífica de los vecinos, y sin autoridades del municipio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compruebe También
Cerrar
Volver al botón superior