Nación

¿Quién responde por la muerte de Liliana en la ruta 197?

Del Partido Obrero.
La muerte de Liliana Vallejos es una muestra más del estado de indefención brutal que viven a diario los trabajadores en José C. Paz. La ruta 197, donde atropellaron a Liliana y su bebé es de cruce obligado cotidiano para los miles de habitantes paceños ya que la ruta divide el distrito en dos. Sea para ir a la escuela, o trabajar, o atenderse en los hospitales, o ir a un comercio debemos cruzar una ruta que no cuenta con la menor medida de seguridad. Es también de tránsito obligatorio para cientos de camiones, colectivos y coches porque no hay ruta alternativa hacia la Panamericana.
La ruta es un infierno a toda hora y varias veces trampa mortal. Los accidentes son moneda corriente, el cruce con ruta 8 es terrible, lo mismo que el paso nivel del ferrocarril donde a diario arriesgan la vida miles de trabajadores.
Cruzarla «a pata» es, entonces, casi una aventura, y a veces fatal, con semáforos que no andan, o no se respetan por la ausencia de controles y de inspectores de tránsito y de cruces peatonales. Lo mismo que «andarla en bici» sin carriles exclusivos esquivando pozos, charcos, y todo tipo de vehículos. Los arreglos en la 197 son una obra que lleva años porque a la vera de la ruta no hay barrios residenciales, ni countries, apenas barrios obreros.
Por todo esto la muerte de Liliana no es producto de una mera fatalidad ni de un mero accidente. Demuestra el estado de abandono de los trabajadores del distrito más pobre del conurbano bonaerense. Todo está destruído en José C. Paz. El Hospital Mercante (donde atendieron al bebé de Liliana) está colapsado, sin personal, sin insumos y sin mantenimiento. Los barrios paceños están hundidos en el barro, sin luz, sin cloacas, con accesos intransitables, calles y avenidas literalmente derruidas. Ni hablar de las escuelas.
La tragedia tenía que pasar y pasó. ¿Quién responde ahora por la vida de Liliana? No es simplemente producto de un asesino y una picada, que incluso algunos testigos ponen en duda. El Partido Obrero responsabiliza a los gobiernos municipales y provinciales de Ishii y Scioli que claramente han convertido a la 197 en una ruta abandonada, y una trampa mortal para los trabajadores.
Llamamos a la población de José C. Paz a reclamar por Justicia para Liliana y la separación de sus cargos a los responsables de tránsito de la provincia y el municipio, por la señalización de los cruces peatonales, semaforización cada dos cuadras renovando la dotación, bicisendas de tránsito exclusivo y el nombramiento de los inspectores de tránsito necesarios y su trabajo en lugares clave (cruce ruta 8, Hospital Mercante, Hospital Odontológico, estación, escuelas, Croacia, etc) y la construcción de una autopista de tránsito alternativo a cargo de Nación y Provincia.

Llamamos a una asamblea popular para impulsar los reclamos de los vecinos y una movilización en la ruta hasta que logremos nuestros reclamos ●•

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba