Nación

Hogar San José: Un espacio de contención para niñas y adolescentes

El Hogar Escuela San José, fundado en 1928, es un espacio de puertas abiertas en San Miguel que aloja a niñas y adolescentes cuyos derechos han sido vulnerados y las ayuda en su crecimiento personal.  Malviticias entrevistó a la presidenta de la institución Cecilia Benítez y a su representante legal Ana Sarciat. 

Un camino de unos cincuenta metros que guía, a través de un amplio parque, a la entrada del edificio, con su antigua fachada de estilo colonial.
Por Germán Rosso

-¿Cómo surgió la fundación del Hogar?
-Cecilia Benítez: Había mucha mendicidad y muchos chicos en la calle: Estaba todo muy dividido entre los niños y los “menores”. Los niños se educaban en sus casas, los menores estaban en la calle. Con la instalación de escuelas se vio que las instituciones podían dar respuesta al aprendizaje de los chicos, y no necesariamente tenía que estar restringido a la vida familiar. El problema estaba en aquellos niños que no tenían familia. Estos son ubicados como orfanatos. Se crea este espacio (Hogar San José) como un orfanato. De hecho todavía estamos registrados como un orfanato, aunque trabajamos desde un lugar distinto, como un hogar convivencial de puertas abiertas.

-¿Cómo trabajan ustedes?
– CB: Trabajamos de manera más individualizada cada uno de los casos, ya que se vio que el orfanato tradicional dejaba mucho espacio de impersonalidad en los chicos. Había ciertas necesidades que de ese modo no eran suplidas. Si bien recibían comida, alojamiento y demás, no recibían amor. Por eso se piensan en espacios de cuidado más pequeños. Y con esto me refiero a un menor número.

-¿Cuantas niñas alojan actualmente?
-Ana Sarciat: En este momento tenemos 55 chicas, dividas en cuatro grupos. Ellas tienen de 3 a 18 años y provienen principalmente de San Miguel. Malvinas y José C. Paz menor cantidad. Después, algún que otro caso de Tres de Febrero, de León Suárez.

-¿Cómo es el ingreso?
-CB: Deriva la Dirección General de Niñez y Adolescencia de Ciudad de Buenos Aires, y también el Servicio Zonal de San Martín. Ambas instituciones evalúan si es necesario su ingreso, por alguna vulneración de sus derechos, como puede ser abuso, maltrato, abandono, explotación financiera, estas son las causas más recurrentes de ingreso de las chicas. El tiempo que permanecerán aquí dependerá de como la familia pueda modificar su situación inicial. Estos organismos trabajan con los adultos, mientras nosotros, en paralelo trabajamos con las chicas acá, brindándoles un espacio de cuidado, de alojamiento, pero también un espacio de escolarización, de resocialización desde el afecto.

-¿Cuáles son los servicios con los que cuentan para atender a las chicas?
-CB: Dos psicólogos, una trabajadora social, yo también soy trabajadora social. También hay una psicóloga que en este momento se encuentra de licencia.

-¿Y cuáles son las tareas que desempeñan?
-CB: Por lo general los psicólogos tienen entrevistas de carácter individual, a veces también grupales. Temas de carácter educativo, más convivencial, en base a problemas que surgen en la escuela. Lo que las defensorías y organismos que nos derivan a las chicas nos piden es que hagan tratamiento afuera. En el marco de las nuevas disposiciones legales, que son la 13.298, se entiende que es mucho más beneficio un tratamiento hacia fuera. Porque el hogar tiene que ser un lugar donde la chica viene, vive, hace la tarea, tienen amigos. Y en esto, tanto Ana como yo somos muy promotoras de que se puede hacer, aunque a veces cuesta mucho. Hay muchos grupos que vienen los sábados, y siempre tratamos de que sean los mismos grupos, así las chicas tienen referencia con ellos y así amplían sus redes de socialización también.

-¿De qué consta la disposición legal 13.298?
-CB: Es la Ley de Promoción y Protección de Derechos del Niño y del Adolescente. Se da en el marco de un nuevo paradigma, se venía del orfanato, de la situación de patronato, y actualmente lo que trabajamos es sobre acompañar a las nenas en el proceso de restitución de derecho. Siempre a la par de las instituciones administrativas (Defensoría y Servicio Zonal) que trabajan sobre las familias de las chicas. Si eventualmente esto no se hace, se recurre eventualmente a la adopción, aunque esto no suele pasar. En nuestro caso, desde que trabajamos aquí (desde 2011), nunca sucedió.

-¿Cómo intervienen esas instituciones sobre las familias?
-CB: Colaboran con ellas a veces brindando el material para que puedan reorganizar su casa, preocupándose por que los padres asistan a servicios de rehabilitación si padecen alguna adicción. Incluir también algún referente familiar que pueda hacer de peso para la familia, esos son los trabajos de los organismos administrativos. Nosotros acompañamos el proceso de restitución y evaluamos el vínculo entre la familia y la chica. Si entendemos que el vínculo es nocivo, entonces lo informamos y suspendemos las visitas hasta que los adultos mejoren. Obviamente que si hay una causa de abuso, no hay contacto. Ahí no hay mucho que restituir, es un punto de inflexión total.

-Actualmente, ¿quiénes les ayudan a mantenerse abiertos?
-AS: Recibimos becas por cada una de las chicas. Las que vienen de provincia, becas del gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Las que vienen de Capital, becas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esa es nuestra principal fuente de ingresos. Hay también algunas donaciones, aunque en comparación es muy poco. Ciudad paga regularmente todos los meses, Provincia ya viene bastante atrasada.

-¿Cuáles son sus mayores necesidades en este momento?
-AS: Ediliciamente, la casa es muy linda, pero también muy vieja. Se está viniendo abajo porque no hay dinero para mantenimiento. Lo que recibimos de las becas apenas nos alcanza para pagar los sueldos del personal y para los gastos mínimos de las chicas. Pensá que siempre hay personal, y tiene que ser así por que las chicas viven acá.

El techo, tenemos una necesidad urgente de hacerlo arreglar, ya que con todas las lluvias recientes en cualquier momento se puede venir abajo una parte. A la cámara frigorífica se le quemó el motor. Necesitamos reponerlo porque con las dos heladeras que poseemos no alcanza para las 60 personas que vivimos en el Hogar. Después también tenemos que dividir las habitaciones, justamente para poder brindar este tratamiento más individual.
También necesitamos más personal, más psicólogos, más acompañantes terapéuticos, un terapista ocupacional, para hacer este proceso personalizado, pero en verdad en este momento no tenemos más dinero para agrandar el personal.

-Se acercan las fiestas y son días especiales ¿cómo piensan pasar la Navidad?
-CB: Estamos tratando de ubicar a las chicas, hasta el momento las ubicamos casi a todas, con familiares de ellas, o con familias conocidas nuestras, del hogar, que hace mucho reciben a chicas en sus casas para fechas festivas. Son voluntarios, muy cercanos a la casa que las chicas conocen hace tiempo y por eso han establecido algún tipo de vínculo. La idea es que pasen una navidad en familia, como decíamos, que también pasen tiempo fuera del hogar, y más aún con afectos en épocas especiales del año.

– ¿Quisieran cerrar la entrevista con algún mensaje para los lectores?
-CB: Invitamos a todo el que quiera ayudar a sumarse, pero lo que les pedimos es que, si lo hacen, sea de manera constante. Lo que no queremos es que venga gente de manera ocasional, ya que eso afecta la posibilidad de que las chicas generen vínculos y su resocialización. Esto lleva a un cotidiano donde la chica repite, recuerda, la situación de abandono que la llevó al Hogar. Si vienen y se van, las chicas preguntan después “¿y que pasó con tal?”. Después esto genera que las chicas van al abrazo de cualquiera. Por eso es que insistimos en la regularidad en los voluntarios, y queremos que se sumen, sobre todo en el verano que tenemos muchas actividades. Pero les pedimos que tengan esta actitud “militante” con las chicas ●•

El Hogar San José está ubicado sobre la calle Irigoin 1756, localidad de San Miguel.En el caso de querer donar o colaborar contactarse con
Ana Sarciat (Representante Legal)(011) 15-6978-3221.
También puede depositarse directamente en la cuenta corriente del Hogar.
HOGAR ESCUELA SAN JOSE
CTA CTE DEL BCO PROVINCIA DE BS AS 9691/5 SUC 5055
CUIT 30688698878
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba