Nación

Buscan "profundizar la investigación" en el caso de mala praxis en Malvinas Argentinas

El foro para recopilar y denunciar casos de mala atención médica en el municipio de Malvinas Argentinas, conformado días atrás «busca profundizar la investigación judicial», explicó Analía Becerra, la mamá de la nena que murió en el Hospital Claudio Zin de Pablo Nogués presuntamente por mala praxis.

Claudia Ledesma, madre de Melani

También forman parte de la comisión, los familiares de Melani, de seis meses, y Gisella Bugliolo, de 23 años, fallecidas con anterioridad, tras ser atendidas en centros de salud de Malvinas Argentinas.

«Celeste (Morales) tenía una operación simple programada para el lunes 28 y debería haber tenido el alta al día siguiente, pero durante esa madrugada ella me pide jugo y se empieza a ahogar, se puso violeta y la llevaron a terapia intensiva a reanimarla», contó a Télam Analía, de 25 años.

La mujer contó que su marido la había cuidado desde las 14 hasta las 21 y durante ese tiempo «avisó varias veces a los médicos que Celeste no estaba tomando nada, que escupía todo el tiempo y que el drenaje estaba vacío, pero nadie se acercó a controlarla», denunció.

Becerra explicó que «eso desencadenó el paro cardiorrespiratorio con el que entró a terapia intensiva, de donde salió con muerte cerebral; desde ese momento nos presionaron para desconectarla y donar los órganos. Nos dijeron que murió en otro paro la madrugada del viernes, pero nunca más nos dieron explicaciones».

Analía añadió que «el martes y el miércoles nos habían dado partes médicos, pero desde que le diagnosticaron muerte cerebral dejaron de tratarla como a una persona; nos explicaron que era un ´óbito´, que por eso le retiraron la medicación y ya no nos daban partes médicos».

Sobre los incidentes frente al hospital, donde familiares y periodistas fueron agredidos por una patota identificada con el intendente de Malvinas Argentinas, jesús Cariglino, la mamá dijo que «el día de la marcha estuve con mi marido en la puerta del hospital y la verdad que me dio mucho miedo».

«Si sigo de pie con este dolor tan grande que tengo es porque necesito justicia para mi hija; no sirve de nada que me quede llorando tirada en la cama porque de esa forma nada va a cambiar», aseguró.

En tanto, Oscar Bugliolo, papá de Gisella, una chica de 23 años que estaba a punto de ser mamá por segunda vez, contó a Télam que «el 9 de septiembre de 2004 Gisella fue a tener un parto normal en el hospital materno infantil de Grand Bourg, tuvo una nena hermosa y a las 48 horas le dieron al alta, pero al rato de llegar a la casa se descompuso y tuvimos que llevarla de nuevo».

«Le habían dejado parte de la placenta adentro, lo que le generó una terrible infección que le costó la vida», explicó el papá.

Bugliolo aseguró que «desde hace ocho años que llevo una lucha y un sufrimiento terrible, porque además me tuve que hacer cargo de esa nieta recién nacida y de su hermanito mayor».

«Cuando empecé a investigar que había pasado con mi hija mucha gente que vio que había uno que se animaba a preguntar se me empezó a arrimar con sus historias, y así fue que llevo recopilados 147 casos de mala praxis en Malvinas Argentinas», señaló.

El papá de Gisella contó que «todas esas causas me terminaron costando dos intentos de homicidio, un intento de secuestro de mi hijo, que a mi hija de 17 año le pusieran una pistola en la cabeza y le gatillaran en vacío, y que aterrorizaran al marido de Gisella al punto de que huyera y nunca más lo volvimos a ver».

«Yo creo que el fiscal Domínguez, que está a cargo de la causa de Gisella, es una buena persona y le pone empeño, pero lamentablemente creo que tiene las manos atadas por el poder político de Malvinas Argentinas, que es el que se ocupó de que ninguna investigación avance», finalizó Bugliolo.

Melani murió durante 2009. «Tenía seis meses cuando se agarró bronquiolitis y la llevé a la salita donde me dieron medicación y nebulizaciones, a los días la llevo de nuevo y me dicen que cómo tenía el pecho muy tomado había que llevarla al hospital y hacerle una placa», contó su mamá María Claudia Ledesma.

«Ahí el doctor Mastroianni me dice que no me preocupe y a pesar de que le insistí para que le revise mejor y le haga la placa me termina mandando de nuevo a casa con la nena», recordó.

Aferrada a una foto de su hija, Claudia contó que «a los pocos días escucho un ruido en el pecho de Melani y la llevo al hospital Gervasoni, donde sin revisarla me derivan a la salita, donde tampoco me atienden porque se habían acabado de repartir los turnos de ese día y al volver a casa la beba se muere».

«En la autopsia figura un para cardiorrespiratorio traumático con contenido de líquidos gástricos, por lo que en la fiscalía de Malvinas Argentinas lo primero que dijeron es que la nena murió ahogada», agregó la mamá.

Ledesma advirtió que «la causa esta parada hace tres años en la UFI 18 de Malvinas Argentinas, cuando la mayor parte de las causas por mala praxis están en la UFI 4 de San martín».

Contacto del Foro por la Salud y la Vida: foroporlasaludylavida@gmail.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba