Nación

Intervención del PJ: para Menéndez es todo rosca

«No hay nada oficial ni extra oficial, solo las operaciones mediáticas de público conocimiento», dijo a Philo el intendente de Merlo y candidato a suceder a Fernando Espinoza en la presidencia del Partido Justicialista, Gustavo Menéndez. Las declaraciones fueron en el marco de la posibilidad de que mañana el expresidente Eduardo Duhalde logre suspender las elecciones previstas para el próximo sábado 17 de diciembre. La decisión está en manos del Juzgado Federal Nº1 de La Plata, a cargo del juez subrogante Adolfo Ziulu de origen radical.

Luego del «preaviso» que el apoderado Jorge Landau hiciera por septiembre, los caminos y el futuro del Partido Justicialista parecen conducir a un solo lugar: la intervención en manos de la Justicia. El tridente conformado por el expresidente Eduardo Duhalde, el actual Mauricio Macri y la jueza María Servini de Cubría, que a sus 82 años continúa en el Juzgado Federal Nº 1 de Comodoro Py, avanzó en lo que es una necesidad para la Casa Rosada: destruir la unidad opositora que podría gestarse entre los intendentes. Para lograrlo, Duhalde denunció irregularidades en los padrones, documentación adulterada y comenzó un proceso de impugnación de listas en toda la provincia de Buenos Aires. 

La respuesta del llamado de Philo a Duhalde fue que se encuentra de viaje en España y que regresará el lunes. Fuentes cercanas al expresidente, aseguraron luego a este portal que mañana saldría una notificación judicial con la suspensión de las elecciones previstas para el 17 de diciembre, lo que podría dar lugar a una intervención del Partido Justicialista. 

Pese al intento de blindaje con el adelanto de las elecciones que debían realizarse, tal como lo marca la carta orgánica, en marzo de 2018, el desembarco del histórico Eduardo Duhalde en el PJ no es imposible. El intento fallido de un acuerdo entre el expresidente, Sergio Massa y Florencio Randazzo para hacerse con el control del partido se vio truncado luego de los magros resultados obtenidos en las últimas elecciones. Pero la forzosa licencia tomada por Fernando Espinoza a su cargo de presidente del PJ a nivel provincial, para ser candidato de Unidad Ciudadana, fue la puerta de ingreso a las denuncias, presentadas por Duhalde, de violación de la carta orgánica.

Frente al espejo de la unidad conformada por los intendentes bonaerenses que incluye al jefe comunal de Merlo, Gustavo Menéndez, Duhalde comenzó a preparar su vuelta. Los argumentos para la intervención fueron esgrimidos mediante apoderados de la línea interna «Justicia y Dignidad Peronista». Mañana, la Justicia determinará el nuevo escenario para el PJ en 2018. 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba