José C. PazUniversidad

Kusinsky: “Las universidades conurbanas resignifican el carácter del conurbano bonaerense”

Desde diciembre, Darío Kusinsky es el nuevo rector de la Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), secundado por la vicerrectora Silvia Storino. En diálogo con Diario PH, Kusinsky destacó el valor de las universidades del conurbano bonaerense y su aporte a la comunidad.  

En la UNPAZ, creada en 2009, miles de personas tienen acceso a ocho carreras de grado. La mayoría de sus primeros graduados son primera generación de universitarios.

*  * *  * *

PERFIL DE UN RECTOR

Kusinsky proviene de una familia de clase media de Ramos Mejía. En su entorno no había abogados ni políticos, pero se decidió a estudiar Derecho luego de participar de un programa estudiantil de la ONU. Allí descubrió el derecho internacional público.  

A Kusinsky siempre le gustó estudiar y en la Universidad de Buenos Aires (UBA) se esforzó al máximo y logró graduarse con honores. Uno de los profesores que lo marcó fue Agustín Gordillo. “Me abrió mucho la perspectiva, era un docente irruptivo, cuestionador y nos obligaba a producir”, contó a Diario PH en su oficina de la universidad, con el ruido de fondo del Tren San Martín. 

Recuerda cuando en la maestría Gordillo lo obligaba a escribir artículos de doctrina junto a su compañero Federico Thea, ex rector de la UNPAZ y hoy, secretario general del gobierno de Axel Kicillof.    

En 2003, tras la recomendación de un profesor, Kusinsky comenzó a trabajar en el despacho de la entonces diputada nacional Nilda Garré. Era el momento del enjuiciamiento de los jueces de la Corte Suprema; y también, la época del caso Blumberg, que puso de relieve a la política criminal. 

    * * * *

 “Tengo una mirada reflexiva de la problemática penal”. La mirada simplista no lo resuelve, los problemas son mucho más complejos. Un sistema educativo, productivo ayuda mucho. Está claramente probado que cuando la cuestión económica funciona los índices delictivos -por lo menos los que tienen que ver con la propiedad (robos, secuestros)- disminuyen” (audio).  

Kusinsky llegó a la UNPAZ en noviembre de 2014, cuando fue citado por el entonces rector interventor Hugo Trinchero para sumarlo como secretario general. 

Kusinsky recuerda que cuando asumió, docentes y no docentes le preguntaban a diario si iban a ser echados. “Nosotros vinimos a trabajar para que se normalice primero y después crezca como una universidad pública nacional. Tuvimos mucho acompañamiento de los trabajadores no docentes. Había varios procesos de concursos docentes que habían quedado inconclusos y habían sido cuestionados por los gremios docentes”, contó el rector.  

“Me siento un trabajador más de la universidad, no porque no tenga claro cuál es mi rol, sino porque me siento un par”.

 -Luego de cuatro años de macrismo, ¿cómo piensa el nuevo escenario? 

– Con muchas expectativas, los resultados electorales son auspiciosos para las universidades, tanto a nivel provincial como nacional. El sistema universitario argentino no quedó exento de lo que le pasó al país. Pensar que un gobierno nacional gobiernos nacionales, populares, y democráticos que entienden que las universidades son asesores naturales del Estado y no todo lo contrario, como se venía entendiendo hasta el 9 de diciembre. Respecto a la frase de Vidal, las universidades nos vamos a ocupar de que se mantenga vivo ese recuerdo. Solo los que integramos las comunidades universitarias -docentes, no docentes y sobre todo, estudiantes- tenemos un registro muy claro de lo que pasó en estos cuatro años. Y no estuvo bien. Desde la cuestión presupuestaria, que en cuatro años se redujo a la mitad; el Conicet, el sistema de becas que se destruyó, lo sucedido con el boleto educativo. Fueron años difíciles. 

-¿Muchos estudiantes dejaron la universidad? 

-Sí, es un fenómeno de las universidades del conurbano. La cuestión económica impacta directamente  en poder llegar a clase. es casi lineal la relación entre la cuestión económica y la posibilidad de los estudiantes de acceder, me refiero a llegar, a comer algo. Traer las universidades cerca de la gente produce un impacto mayor a nivel social que el impacto de las universidades en grandes centros urbanos. 

– ¿Cómo impacta en la región el tener una universidad donde se puede estudiar abogacía? 

– Derecho es una de nuestras carreras más populosas. Nuestra composición del estudiantado hace que los abogados que se reciben en la UNPAZ no se parezcan a los abogados que se reciben en la UBA. Hay otras vivencias, otra composición familiar, otras edades; otra historia. Y también le aporta al sistema jurídico que se formen abogados con procedencias distintas. Un caso emblemático: Alba, madre de nueve chicos, vecina de José C. Paz, con su marido preso, empezó a estudiar Derecho para ayudarlo. Él había tenido un accidente vial y había matado a alguien. Él era albañil y ella limpiaba casas. Hoy es abogada y trabaja de eso. 

-¿Qué le aportan las universidades del conurbano a la región? 

– Las universidades conurbanas resignifican el carácter de conurbano. Hay una idea ahí, en general, de tratar al conurbano en forma despectiva. Las universidades conurbanas cambian eso, le dan mucha identidad desde otro lugar. Esa es una idea fundamental. Le da orgullo a la gente. A muchos les daban vergüenza decir que eran de José C. Paz. Y hoy ser paceño es un orgullo por haber construido una historia de crecimiento. Hay algo del conurbano a partir de la aparición de las universidades que se resignificó, sin dudas. Sobre todo un valor, y una potencia y una fuerza que, además, tienen estas universidades, que no tiene la UBA. En estas universidades hay otro compromiso, otra fuerza, otra dedicación de todos los actores involucrados. Se vive, se respira otra potencia. Hay una especie de empoderamiento que hay que empezar a visibilizar, que resaltan lo mejor que tienen los pueblos del conurbano. Todas las grandes ciudades tienen sus conurbanos. Esa mirada tiene una proyección nacional: la idea de que los conurbanos quieren su potencialidad. No es un tema del conurbano bonaerense. 

-¿Cómo son las expectativas para su gestión? 

Hay mucho por seguir trabajando, pero nos encuentran en una posición mucho mejor que en 2012, 2013. Se da esa sintonía. Una institución que se pudo poner de pie. Trabajamos mucho en tema de políticas públicas. Es momento de que las universidades devolvamos a la sociedad, a través de los saberes que se producen en los profesionales, a la comunidad para que se fortalezca. La universidad de José C. Paz puede hoy hacer ese aporte. 

<

p style=”text-align: justify;”>

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar