José C. PazMalvinas ArgentinasSan Miguel

El paro del 20N en San Miguel

El paro de ayer movilizó a trabajadores sindicalizados y a militantes de movimientos sociales o de partidos de izquierda. En el ex General Sarmiento se sintió la huelga con algunos incidentes.

Con el paro del gremio de camioneros muchos trabajadores de otros sectores no pudieron asistir a sus puestos de trabajo: canillitas y los playeros de estaciones de servicio, que se vieron afectados directamente y no abrieron. Las escuelas públicas no dictaron clases, las universidades regionales suspendieron buena parte de sus actividades por los docentes que adhirieron y otros que no pudieron llegar a la institución. Los empleados de bancos también se sumaron a la protesta, no así los centros de ANSES que estuvieron abiertos como jornada normal.  También se les complicó la jornada laboral a los usuarios de los ferrocarriles Urquiza y San Martín, por lo que muchos trabajadores utilizaron en su reemplazo líneas de colectivo de pasajeros, que no se sumaron a la protesta.

El Belgrano Norte fue el ferrocarril que funcionó con normalidad en todo el Conurbano, a pesar de un corte de vías en la estación Manuel Alberti, estación número 20 partiendo de Retiro. En las vías del Urquiza hubo piquete de 5 a 7 de la mañana y más tarde se repetió.

En San Miguel hubo al menos dos escraches a comercios que mantuvieron las puertas abiertas, al restó de comida mexicana Texas en la localidad de Bella Vista y al Café Martínez sobre Paunero. Los agresores identificados con Luis Barrionuevo del gremio de gastronómicos arrojaron huevos y tiraron petardos en el lugar.

En Malvinas Argentinas personal político que responde al intendente Jesús Cariglino se sumó al paro de Moyano y de Micheli y después del mediodía partió a distintos puntos estratégicos para acompañar la medida, y regresaron cerca de medianoche al Municipio. Por otra parte, en la estación de Grand Bourg militantes de Barrios de Pie hicieron una volanteada explicando los reclamos de la manifestación.

El Municipio de José C. Paz tuvo una jornada accidentada, cerca del mediodía un llamado anónimo alertó sobre un artefacto explosivo en el edificio de la Municipalidad, la Policía evacuó el lugar y luego de revisar no encontraron nada. En las tres municipalidades las actividades se desarrollaron con total normalidad, exceptuando el caso de José C. Paz, que luego del incidente los empleados municipales se retiraron de sus puestos de trabajo.

Por su parte, los dirigentes sindicales y de movimientos sociales regionales calificaron la medida como exitosa. “Esta unidad de acción continuará”, aseguró el titular de la CGT Hugo Moyano y advirtió al Gobierno Nacional que “si no da respuestas, se van a incrementar las medidas” en referencia al pedido de suba del mínimo no imponible en ganancias y la queja por la cantidad de trabajadores informales. Los movimientos sociales que se movilizaron protestaron por los índices de pobreza y la inflación. Por otro lado, la presidenta Cristina Fernández utilizó el acto de ayer por el aniversario de la Vuelta de Obligado para criticar la medida. Defendió el derecho a huelga, pero condenó que no se dejara llegar a los trabajadores a sus empleos: «No fue una huelga, fue un apriete y una amenaza».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba