EscobarPH

Detienen en Escobar al acusado del crimen de una jubilada asesinada a golpes en su casa de Saavedra

Un hombre fue detenido esta tarde en Escobar luego de haber sido señalado por su propia hermana como el supuesto autor del crimen de una jubilada encontrada asesinada a golpes hace diez días en su casa del barrio porteño de Saavedra, informaron fuentes policiales.

La captura del acusado, identificado como Juan Pablo Vera, estuvo a cargo de efectivos de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad.

Fuentes policiales informaron a Télam que los investigadores lograron rastrear un teléfono utilizado por el sospechoso y determinaron que la propietaria de la línea estaba domiciliada en una vivienda de Escobar, en el norte del conurbano.

Hasta allí concurrieron los efectivos y se entrevistaron con la dueña del teléfono, quien les refirió que creía que su hermano estaba vinculado con el crimen de la jubilada ya que cuando trascendió esta semana el hecho, Vera intentaba vender joyas que supuestamente había encontrado en la calle.

En esas circunstancias, el sospechoso llegó a la casa de su hermana y fue detenido de inmediato por los agentes, sin ofrecer resistencia, dijeron las fuentes.

Por su parte, Vera reconoció ante los detectives de Homicidios haber participado del asalto a la anciana, pero señaló que actuó con un cómplice que vivía en una casa lindera a la de la víctima, detalló un vocero consultado.

El imputado permanecía esta tarde detenido en una comisaría de Garín a la espera de que la fiscalía de Distrito Núñez-Saavedra enviara el exhorto correspondiente para proceder a su traslado a una dependencia de la Ciudad de Buenos Aires.

El crimen de Noemí (71), fue descubierto el 7 de enero en una casa ubicada en calle Vilela al 2900 de Saavedra, en el cruce con avenida Crámer.

Fuentes policiales informaron a Télam que personal de la comisaría vecinal 12A fue alertado a través del 911 de que hacía varios días que los vecinos no veían a la propietaria del inmueble.

Al llegar al lugar, los efectivos observaron que la puerta de entrada estaba abierta y en el suelo del comedor hallaron a la jubilada muerta, boca arriba, con sus manos atadas y un pañuelo que le tapaba la cara.

Personal del Sistema de Atención Médica de Emergencia (SAME) confirmó que la víctima había fallecido, tras lo cual su cuerpo fue examinado por el médico legista.

A simple vista, el facultativo señaló que la data de muerte era de unos tres días antes del hallazgo del cadáver y que había fallecido por golpes en el rostro y la cabeza.

En tanto, los peritos advirtieron que los accesos a la vivienda no habían sido violentados sino que estaban cerrados sin llave y que el único lugar que había sido revuelto era su dormitorio, añadieron las fuentes.

Por su parte, algunos vecinos del barrio contaron que era común que la mujer hiciera ingresar a personas extrañas de la calle, dijeron los voceros.

Al respecto, el primer fin de semana de enero le había pedido a una persona que le arreglara el jardín, por lo que la pesquisa se orientó a identificarla.

Los investigadores analizaron las cámaras de seguridad de la zona para buscar características de su fisonomía y de la vestimenta que usó en esa oportunidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba