San Miguel

Vendía tortas y había sido expulsado del país por asesino

Nadie sospechaba que este vecino amable y vendedor de tortas de la calle Gaspar Campos escondía un importante prontuario y violaba la ley migratoria. En las últimas semanas llegó un dato a la Superintendencia de Seguridad Oeste y alertó a los agentes: el uruguayo Rafael Fabián Beguerie Flores, de 53 años, había reingresado al país de forma ilegal y regenteaba un comercio en la zona oeste del conurbano bonaerense. Beguerie Flores había cumplido condena por matar a un policía de la federal en 2002, tenía causas por robo a mano armada y protagonizó dos fugas. El jueves 5 de marzo lo detuvieron en la intersección de Gaspar Campos e Irigoin, en San Miguel. 

Con colaboración de la jefatura distrital de San Miguel y el Centro de Operaciones Municipal (COM), la Superintendencia de Seguridad Oeste llevó adelante el operativo que terminó con la detención de Beguerie Flores. «Me vine una semana después de la extradición», dijo sarcástico el malviviente antes de entrar a la Unidad N°48 de Tribunales, en Ciudad de Buenos Aires. 

La causa quedó a cargo del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N°2 de la Ciudad de Buenos Aires, porque fue este juzgado que en 2014 ordenó la expulsión del uruguayo. 

Beguerie Flores alias «El Uruguayo» fue catalogado por el entonces secretario de Seguridad, Sergio Berni, como un peligroso asesino. En su triste y violento historial cuenta con dos fugas. La más violenta y cinematográfica se dio en 2002, cuando fue trasladado a un hospital desde la cárcel de Villa Devoto para atenderse por una afección. Aprovechó una oportunidad y atacó con un elemento cortante a un efectivo del Servicio Penitenciario. Luego de herirlo en el cuello le arrebató el arma. Inmediatamente, llegó el suboficial principal de la Policía Federal, Marcelo Díaz, quien fue sorprendido por Beguerie Flores y ultimado de dos balazos en la cabeza.

Beguerie Flores luego fue capturado y condenado a prisión perpetua por el homicidio de Díaz. Cumplido el 50% de su pena, conforme la Ley Migratoria y tratados vigentes, fue extraditado a su país.

En el año 2014, la Policía de Seguridad Aeroportuaria recapturó al Uruguayo en la localidad bonaerense de San Martín. Beguerie Flores había cumplido 15 años de prisión (tenía perpetua) y fue deportado del país con la prohibición de regresar de por vida, pero fue detectado y detenido nuevamente gracias a trabajos de inteligencia. Este hombre recibió su condena firme en 2004 (reconfirmada en 2008) por robos reiterados con arma de fuego, tenencia ilegítima de armas y finalmente por el homicidio del suboficial de la Policía Federal Marcelo Díaz.

Año 2014.

En conferencia de prensa, el entonces secretario de Seguridad, Sergio Berni (hoy ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires), expresó enojado con el Poder Judicial: «Hay diferentes fallos que indican que un delincuente que es expulsado de un país y vuelve, tiene que terminar de cumplir la condena. La justicia sostuvo que el criminal no debe regresar a prisión a cumplir con la totalidad de la pena, sino que debe ser expulsado a Uruguay, es una vergüenza”.

En la actualidad, en el registro de Migraciones, Beguerie Flores figura con prohibición de reingreso y está a la orden de retención para la expulsión. Pero como ya había cumplido condena y no caía sobre él pedido de captura, nadie lo buscaba y el hombre caminaba libre.  

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba