Malvinas Argentinas

Encontraron pertenencias en Los Polvorines del matrimonio asesinado


*

Malviticias estuvo anoche en la zona donde vivían los detenidos Ángel y su hijo Cristian Fernández, en Velazquez al 3800 (a seis cuadras de ruta 197 y a cuatro de ruta 8) mientras la Policía Bonaerense y los Bomberos de Malvinas Argentinas allanaban dos domicilios. El fiscal Pernici afirmó que los resultados de excavaciones en la casa de Fernández y en la lindera fueron negativos en cuanto a que no se encontraron restos humanos, pero sí hallaron pertenencias del matrimonio Mansilla como una computadora y un dvd. El fiscal expresó que no se descarta ninguna hipótesis y que la Policía y autoridades judiciales trabajan fuertemente en el caso, sobre todo, para hallar a los hijos del matrimonio. Una de las hipótesis es que el matrimonio hubiera declarado en juicio contra Fernández y éste se había jurado venganza. Al momento están detenidos un señor de apellido Cáceres hermanastro de Antonio Fernández y continúa prófugo su hijo Cristian ●•
Dos hombres fueron detenidos anoche bajo la sospecha de haber participado en el crimen del matrimonio cuyos cadáveres fueron encontrados a la vera de la autopista Panamericana. Las detenciones ocurrieron durante un allanamiento en Los Polvorines, la localidad donde apareció el auto quemado de la pareja. Los hijos del matrimonio no fueron encontrados todavía. Para el fiscal del caso “es raro” que hayan desaparecido. La Policía Bonaerense también mantiene la esperanza de que estén con vida, aunque las delegaciones que rastrillan la zona llevan consigo las fichas dactilares y las fotografías de Agustín, de 12 años recién cumplidos, y su hermana Milagros, de 8. Anoche, los investigadores excavaron en el predio de la casa de los detenidos en busca de rastros de los hermanos.
Los sospechosos fueron arrestados en una vivienda de Quiroga y Velázquez, a unas diez cuadras del cruce de ruta 8 y 197, donde la policía habría encontrado elementos que podrían pertenecer a las víctimas, en un operativo desplegado después de recibir un llamado al número de emergencias 911. Fuentes policiales explicaron que uno de los detenidos habría recibido en 1991 una pena a prisión perpetua por violación seguida de muerte, pero a los 15 años salió de la cárcel.
Mientras tanto, los teléfonos siguieron sonando. Ayer hubo nueve llamados al 911 con supuestos datos sobre el paradero de los hermanitos, uno de ellos que decía que habían sido vistos en una villa de la Capital Federal, pero por el momento ninguno de ellos dio resultado positivo. “Todos los llamados se investigan. Uno fue de Capital Federal y el resto del norte del conurbano, pero todavía no hay ninguno que haya dado resultado útil”, aseguró un investigador.

La intuición del fiscal de Zárate-Campana, Marcelo Pernici, de que los niños pudieron haber sido dejados por sus padres al cuidado de algún amigo o conocido sabiendo de la inminencia de un peligro se desvanece con los horas. “No hay hasta el momento ningún dato acerca de cuál pudo haber sido su destino”, reconoció. ¿Y por qué no los dejaron con familiares? Aunque la pregunta parezca obvia, a medida que avanza la investigación van conociéndose más detalles sobre la pareja conformada por Marcelo Mansilla, playero de la estación de servicio de Petrobras en Tortuguitas, y su mujer, Sandra Rabago.
“No gozaban de demasiado buen concepto en la zona por cuestiones vecinales”, fue uno de los comentarios que deslizó en la radio Pernici. “Tampoco tenían una relación demasiado fluida con sus familiares, incluso algunos de sus hermanos no tenían los teléfonos móviles de esta pareja. Deducimos que había una relación familiar bastante tirante por motivos que por el momento no nos interesan”, agregó el fiscal. Esta situación ha complicado la instrucción hecha por Pernici, quien afirmó que las víctimas “no tienen antecedentes, la familia mucho no pudo aportar, por lo que se arrancó de cero”.

La pareja desapareció el jueves pasado y ayer sus familiares denunciaron que la casa del matrimonio en Barrio Frino de José C. Paz fue “desvalijada” durante la última semana, cuando los cadáveres aún no habían sido encontrados. Este dato fue confirmado parcialmente por fuentes policiales y judiciales, quienes admitieron el faltante de “algunos objetos de valor y ropa”. Fuente: Página 12 ●•

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba