San Miguel

Viven a la vera del Río, la Municipalidad les pide que se reubiquen para hacer una calle

Una humilde familia del barrio Barrufaldi pide que la Municipalidad no los eche porque no tienen adónde ir. En diálogo con El Sanmiguelino / Diario PH contaron que hace seis meses llegaron con una máquina para derribar su humilde casilla, pero que tras los reclamos no lo hicieron.

Griselda vive con su marido Carlos y sus cuatro hijos pequeños. Viven de trabajar un carro. Ella estaba embarazada cuando la Municipalidad vino por primera vez. El Sanmiguelino / Diario PH los visitó una tarde calurosa y no tenían agua porque se les había roto el tanque que comparten con otras dos familias. Los niños jugaban en una pequeña pileta pelopincho. En medio de todo, la mamá de Carlos sufre cáncer de pulmón.

Desde la Municipalidad explicaron que necesitan organizar el lugar para la realización de una calle y urbanizar esa parte del barrio. Dicen que están en contacto con las familias que viven allí desde hace ocho meses. Prometen que no los desalojarán por la fuerza y que los ayudarán a relocalizarse. Además, asisten a la mamá de Carlos con su enfermedad. En las últimas semanas acudieron al lugar agrimensores para el ordenamiento urbano.

El lugar es uno de los más pobres del distrito. Se trata de la zona de Pampa y Costanera, a la vera del Río Reconquista, su casa es una casilla y a pocos metros hay un barrio semiurbanizado. A pocas cuadras se levantó el Centro de Desarrollo Infanto Familiar (CDIF) que contiene a familias de la zona.

El contacto con este medio provino luego del sorteo del plan de viviendas en Santa Brígida. Griselda escribió un whatsapp: «Nosotros también queremos un lugar para vivir. No queremos que nos regalen nada, queremos pagar en cuotas».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba