San Miguel

Uno de los jugadores de Vélez imputados por abuso sexual había sido denunciado en San Miguel

Los futbolistas de Vélez Sarsfield Miguel Brizuela y Thiago Almada fueron imputados por el delito de abuso sexual por un hecho ocurrido a fines de 2020 en una fiesta clandestina. A raíz de la decisión de los fiscales, el club de Liniers activó el protocolo de violencia de género y separó a los dos jugadores del plantel que dirige Mauricio Pellegrino.

Miguel Brizuela, había sido denunciado en junio de 2020 por violencia de género contra su pareja. A partir de esa agresión el defensa tuvo una restricción perimetral por 90 días. En aquel entonces fue acusado tras agredir a su pareja y se llevó adelante el mismo protocolo.

En aquel momento, la acusación contra el futbolista fue que el joven le dio un golpe «de puño en el ojo izquierdo a su pareja que le produjo un hematoma, a raíz de una discusión». En este caso, desde el club no confirmaron si habrá otro tipo de acción sobre el futbolista por las reiteradas situaciones en las que se vio involucrado.

La institución de Liniers tomó la decisión de separar a ambos futbolistas debido a la notificación formal de la Unidad Funcional de Instrucción, especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial de San Isidro.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba