José C. Paz

Tras una denuncia al 911, un operativo policial realizó un conteo de la mercadería que la Municipalidad compró para entregar a jubilados

Tras la difusión de las fotos de un camión municipal, cargado de alimentos, en el patio de la casa de los padres de la directora de tercera Edad, Paula Leguizamón, la funcionaria fue denunciada penalmente con la acusación de desvío. Esta tarde, un operativo policial auditó las cantidades de mercadería en ese domicilio, en la sede del área de la calle Arenales, y cotejó esa información con las planillas de entrega de alimentos que confirman casi 900 entregas a domicilio, según declaraciones a Diario PH

El secretario de Acción Directa, Pablo Mansilla, confirmó esta tarde a Diario PH la denuncia penal realizada por un vecino al 911 y que la investigación está a cargo de la fiscalía N° 8. «La información de las planillas de entregas resulta crucial para demostrar que ya se entregaron a domicilio 880 bolsones de alimentos. Ya demostramos todo con la documentación que se nos pidió», explicó el funcionario a este medio. 

«La sede de la calle Arenales está ubicada a pocos metros y se esta techando. Por eso se utilizó este domicilio cómo lugar de acopio para la entrega de mercadería», explicó el funcionario.

La situacion se da en el marco de las críticas sostenida durante los últimos días hacia el manejo de la mercadería por parte de la Municipalidad de José C. Paz, gran parte de ella fogoneada en grupos de redes sociales identificados con la oposición. Pero todo cambió ayer, cuando se difundieron las fotos de un camión de la municipalidad, cargado de mercadería, que ingresaba a un domicilio particular.

El domicilio resultó ser el de los padres de la directora, lugar que se utilizaba como «acopio de mercadería ante tanta demanda». 

Mediante un video, fue ella misma quien viralizó su descargo: «Estamos haciendo la entrega de mercadería domicilio por domicilio. Así se hace desde la Secretaría, hace tres años. La oficina que tenemos es un lugar muy chico y no entra toda la mercadería para los abuelos que asistimos. Decidí pedir prestado el lugar en la casa de mis padres para que funcione cómo lugar de acopio», explicó Leguizamón.

«Están a disposición las planillas de la entrega de mercadería y aquí, lo único que hacemos es bajar la mercadería y entregar», dejó en claro.

En los días previos, el intendente, Mario Ishii, aclaró una situación que también generó alboroto en las redes sociales, tras un video donde se lo podía ver dialogar con vecinos que le reclamaban por la entrega de mercadería. Fue él mandatario quien explicó, después: «Toda esa gente fue engañada. Les dijeron que íbamos a entregar toneladas de alimento en ese lugar. Solo una persona con mucha maldad puede hacer eso en este momento tan particular».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba