San Miguel

Tarde caliente en Pilar por el fútbol y por los incidentes

Juventud Unida perdió 5 a 4 ante Alem,en cancha de Atlético Pilar y quedó afuera en la segunda ronda de la «Copa Argentina».

11008613_10205204188896334_450134692538988288_n
Uno de los momentos en el que el árbitro Ariel Roldán paró el partido por los incidentes.

Otra vez hubo incidentes entre los «dirigentes» de Alem y la gente del «Lobo», más precisamente con el DT, Marcelo Straccia. El primer tiempo duró 61 minutos y el segundo, 54′.

Fue una tarde caliente por donde se la mire. El partido llegaba con antecedentes muy violentos, cuando se enfrentaron tanto en el «Ciudad de San Miguel» como en General Rodríguez. Alem y Juventud Unida se tenían ganas desde que el «Lobo» lo eliminó por penales en el reducido del año pasado y que terminó con la clausura de la cancha por un año para el equipo de Diego Galeano.

En esta ocasión, estaba en juego la clasificación a la tercera ronda de la «Copa Argentina» y el escenario era la ex cancha de Fénix (actualmente es la de Atlético Pilar). Supuestamente era a puertas cerradas… aunque más de cuarenta «dirigentes» de Alem se hicieron presentes en la platea del «Carlos Barraza», y eso en cualquier momento iba a traer consecuencias en el partido.

Un primer tiempo en el cual Juventud Unida marcó muy mal y le permitió a los locales irse al vestuario ganando 3 a 1. Dos veces Alan Cristeff y el restante de Lucas Tiedemann ponían los tres goles en el primer tiempo para el «Lechero»; el descuento lo había concretado Gonzalo Leizza con un remate de derecha que se metió en la «ratonera» derecha de Claudio Paz.

Un primer tiempo que duró sesenta y un minutos (estuvo parado catorce minutos por agresiones verbales entre los «dirigentes» de Alem y el técnico visitante,Marcelo Straccia).

En el arranque del ST se fue expulsado Leonardo Espinoza, y el «Lobo» no arrugó y fue para adelante. En dos minutos lo empató con sendos cabezazos de Emiliano Mosman y Gonzalo Vivanco. Tiedemann metió el cuatro a tres para Alem, con otra desconcentración defensiva del «equipo del hospital» y enseguida -tras un penal que le cometieron a Mosman- Gonzalo Vivanco metió el cuatro a cuatro.

Ya era un partido «no apto para cardíacos». Otra vez el árbitro lo volvió a parar por agresiones verbales entre los jugadores de ambos equipos, y cuando se reanudó Ariel Roldán (de muy flojo arbitraje) echó sin contemplaciones a Leandro Giménez. Nueve contra once y a Juventud Unida no le quedaba otra que aguantar.

Alem (cuando no tenía más ideas) tuvo un corner desde la derecha en el cual Carlos Bello salió a destiempo, rebotó en el travesaño y Lucas Tiedemann la empujó al fondo de la red: cinco a cuatro. Ya no había más tiempo para la recuperación de la visita. ¿O sí?

El local se quedó con diez (expulsado Marengo) y Roldán adicionó ocho minutos…

En la última de la tarde, Claudio Paz le sacó el cinco a cinco a Pablo Rodríguez, lo que hubiera sido heroico para Juventud, a quien ahora sólo le queda el campeonato (el martes a las 16 en Remedios de Escalada contra Talleres).

Otra «Copa Argentina» que se va con pena y sin gloria para los equipos zonales: Muñiz afuera en primera ronda y San Miguel con Juventud Unida se despidieron en la segunda.

El «Lobo» se fue el primer año en la segunda ronda ante Platense; en la segunda edición se fue en la primera ronda contra Alem (por penales); en la tercera lo eliminó El Porvenir en Gerli por dos a uno y ahora se fue por culpa de Alem, el rival menos deseado.

Colaboración: Leonardo Ojeda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba