Malvinas ArgentinasPHProvinciaZona Noroeste

Se negó a declarar el acusado del crimen de Florencia Ovejero en Grand Bourg

El acusado del crimen de Florencia Ovejero, la joven de 21 años asesinada el sábado de 35 puñaladas frente a su hijo de 4 años en la localidad de Grand Bourg, se negó a declarar ante el fiscal y continuará detenido por femicidio, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Lucas Ezequiel Borrachia (21), único detenido por el asesinato y pareja de la víctima, quien anoche fue trasladado a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 de Malvinas Argentinas, para ser indagado por el fiscal de la causa, Martín Viscovich.

“No quiso declarar y no levantó la vista en toda la audiencia de la indagatoria. Pero la prueba que tenemos es irrefutable”, dijo a Télam una fuente judicial.



Borrachia quedó detenido imputado de “homicidio agravado por femicidio”, delito que prevé la pena de prisión perpetua, es decir que, de ser condenado, pasará 35 años en la cárcel hasta poder pedir la libertad condicional.

El acusado fue detenido ayer a la tarde, luego de pasar más de dos días prófugo, escondido en un hotel del microcentro porteño ubicado en la calle Lavalle al 700.

La detención fue concretada por efectivos de la comisaría vecinal 1D de la Policía de la Ciudad, luego de que ante la difusión del caso y de la fotografía del sospechoso, el encargado del hotel lo delató.

El femicidio de Ovejero ocurrió durante la madrugada del sábado pasado en una vivienda de la calle Paso de los Andes al 1900 de Grand Bourg, partido de Malvinas Argentinas, donde Florencia fue hallada asesinada tirada en el piso, entre la cama y el placard de su habitación.

El hallazgo se produjo a las 8 de la mañana, cuando la madre de la víctima fue a cuidar a su nieto y lo vio llorando y ensangrentado a través de una ventana.

El niño le dijo a su familia: “Lucas le pegó a mamá con un cuchillo y ahora está dormida”.


La familia de Ovejero denunció que luego de asesinarla, Borrachia se bañó, perfumó, se escapó de la casa con 25 mil pesos y la comida y las bebidas que habían comprado para pasar la Navidad y que a las 3 de la madrugada se fue a atender al Hospital Municipal del Trauma Federico Abete, en Pablo Nogués, por una herida cortante en la mano derecha.

La autopsia determinó que la joven tenía 35 heridas punzocortantes distribuidas entre la cabeza, el cuello, el tórax y los brazos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar