San Miguel

Robaban en zona norte y blanqueaban el dinero en una concesionaria de Bella Vista

Unas 14 personas fueron detenidas acusadas de integrar una banda delictiva que se dedicaba a realizar robos bajo la modalidad «entraderas», y en los allanamientos realizados en el partido de San Isidro la policía secuestró vehículos presuntamente robados, armas, municiones, electrodomésticos, droga y dinero en efectivo, informaron fuentes policiales.

Las detenciones se concretaron tras 30 allanamientos simultáneos realizados por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro, con la colaboración de efectivos de la Policía de Seguridad y Organismos Descentralizados, en las localidades de Boulogne, Villa Ballester y José León Suárez, entre otras.

Para blanquear el dinero obtenido en los robos de casas que protagonizaban en San Isidro, Vicente López y Villa Ballester abrieron agencias de venta de autos, una de ellas en Bella Vista, sobre Ruta 8.

 

La investigación comenzó el 9 de mayo del año pasado. Un aporte clave fueron los datos precisos entregados por un testigo de identidad reservada. «Quiero denunciar a una verdadera banda de asaltantes del bajo Boulogne que desde hace años son los que cometen los robos en distintas casas del de San Isidro y en inmediaciones. Tienen dos modalidades: la primera menos frecuente es que trabajan con dato. Esto significa que realizan los robos con información que alguien previamente les entrega sobre los movimientos en alguna casa y sobre todo en relación a la cantidad de dinero que puede haber en esos lugares siempre que sean sumas altas», les afirmó el informante a los detectives policiales y judiciales.

La otra modalidad, según el testigo de identidad reservada, eran los escruches, robos en casas durante la ausencia de sus propietarios. «Son los escruchantes más conocidos de la zona y que más se han enriquecido por los robos que cometieron. Hacen una inteligencia previa en las casas detectando que no haya alarmas o cámaras de seguridad. Estudian un poco los movimientos de la familia para intentar asegurarse de que no haya nadie. Por lo general, realizan los robos durante los fines de semana largos o cuando la gente está de vacaciones o sale a cenar», relató el informante, según se desprende del expediente judicial.

 
 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba