José C. Paz

Por desalojo violento en un predio, marcharon al municipio de José C. Paz

Eran las cinco de la madrugada. En una de las casillas del terreno frente al Barrio De León, de José C. Paz, Patricia estaba durmiendo. Desde horas antes sabía que iban a desalojarlos pero igual se acostó porque se sentía descompuesta. Casi al amanecer, su marido la despertó y le dijo que la policía había llegado. Infantería y la Bonaerense sacaron a los gritos y golpes a las familias que estaban en el predio. “Con esta madera nos vamos a hacer alto asado”, se burlaron frente a Patricia mientras desarmaban las casitas. “Nunca le falté el respeto a nadie y tuve que aguantarme que se me rieran en la cara”, le dijo la mujer a este portal. Según un censo que realizaron los vecinos, allí había entre 500 y 600 personas.“Mi esposo no me dejó que me quedara hasta lo último. Me quedé a un costado, viendo cómo prendían fuego todas las casitas. Me rompió el alma ver a la gente rodeada en llamas”, contó a Malviticias la mujer con los ojos llorosos. La voz se le quebró cuando explicó que “había gente que llegó a gastar más de 11 mil pesos por un pedazo de tierra y después los sacaron a patadas y les quemaron todo”.

Humo en el predio vacío.
Humo en el predio vacío.

Con ocho hijos, y una operación de cáncer que se realizó el año pasado, Patricia prefirió mantener su apellido reservado. Ella vive en una de las casas del Barrio De León. Anoche se quedó a dormir en el predio tomado porque esa casilla donde estaba era de su hermano discapacitado y una de sus hijas más grandes.

Algunas de las personas desalojadas reunidas.
Algunas de las personas desalojadas reunidas.

Una vecina del Barrio De León, Verónica Porcilles, le explicó a Malviticias: “Hace más o menos un mes se instaló la gente en el lugar. A los tres días vino la policía y les dijo que el predio tenía dueño. Después fuimos a averiguar y nos dijeron que tenían un convenio con el Municipio para hacer casitas pero hasta ahora no hubo avances. También había una casona armada muy linda, la robaron y la rompieron. Nunca se presentó nadie, por eso es muy raro todo esto”, dijo Verónica sobre el predio de dos hectáreas.

Me rompió el alma ver a la gente rodeada en llamas. Había gente que llegó a gastar más de 11 mil pesos por un pedazo de tierra y después los sacaron a patadas y les quemaron todo”.

Verónica vive justo en frente del predio con su marido y sus cuatro hijos. Desde hace algunos días, Verónica les preparaba la merienda a los más chicos del barrio y terreno tomado. Les daba leche caliente, pan con dulce y hasta tortas fritas, para los días de frío.

Chicos merendando en lo de Verónica.
Chicos del terreno usurpado merendando. / Foto: Anita Porcilles

Manifestación en la Municipalidad
Después del desalojo, camiones y patrulleros de Morón, Grand Bourg y José C. Paz permanecieron en las esquinas del inmenso terreno. Tras quedar en la calle, las personas se organizaron junto a otros vecinos del Barrio De León y fueron en colectivo hasta la terminal.

Muchos no fueron porque se quedaron en shock, otros se fueron a las casas de parientes en el Barrio De León. Algunos también se desencontraron: «Un chico de 25 años y su mamá vivían en una casilla que había hecho él. Con el desalojo, a la mamá le agarró un ataque de nervios y se fue. Él todavía la estaba buscando», contó un vecino. También está el caso de Santiago, un joven que había pagado 17 mil pesos por una parte del terreno y levantar su casilla.

Un colectivo de la línea 182 los llevó a todos juntos hasta el Municipio. Cuando llegaron, las rejas estaban cerradas y la entrada principal cuidada por policías municipales. Uno de ellos dijo haber estado en el predio a la madrugada. Alguien les había avisado que los vecinos del terreno usurpado iban a ir.

Como no dejaron pasar a nadie, los manifestantes cortaron la avenida Gaspar Campos, frente al Municipio. Después de algunos minutos, permitieron que entraran sólo cuatro personas. Así, entraron dos vecinas junto a una colega de FM Tinkunaco y Malviticias.

Gente desalojada y vecinos del Barrio De León cortando la calle.
Gente desalojada y vecinos del Barrio De León cortando la calle.

El secretario de gobierno municipal, Mario Lupardo, y el secretario técnico y legal del distrito, Oscar Paoletti, recibieron a las cuatro mujeres en la oficina de Lupardo. “En ese predio se hizo una licitación desde el gobierno federal con los dueños y van a hacer 300 viviendas. El juez que pidió el desalojamiento está interviniendo en la UFI 23. Fue el titular del dominio quien lo hizo. Es un tema judicial de un privado con… (el secretario no finalizó la frase). No es que es un terreno fiscal o que no tiene dueño”, explicó Paoletti.

En ese contexto, Malviticias les preguntó quién era el propietario del predio. Paoletti respondió: “Es una empresa que lo adquirió e hizo una licitación con el Plan Federal”. Luego se salió del tema y habló sobre la adjudicación de viviendas y la inmigración en José C. Paz.

Los dueños del predio usurpado
Unos minutos más tarde, este portal volvió a insistir sobre los titulares del terreno y preguntó cómo se llamaba la empresa y cuándo había ganado la licitación. Lupardo se molestó:

-¿Ustedes son de algún puntero político?, preguntó en lugar de responder. Todas dijeron que no. El funcionario explicó que tenía esa duda porque “las preguntas que están haciendo son inteligentes”. Por su parte, este portal aclaró que se dedicaba al periodismo y sólo preguntaba lo que muchos ciudadanos querían y tenían derecho a saber.

Policías entre el barrio De León y el predio. Foto: Vecinos Paceños.
Policías entre el barrio De León y el predio. Foto: Vecinos Paceños.

Como ninguno de los dos funcionarios sabía el nombre de la empresa, finalmente, Paoletti realizó un llamado para averiguarlo y aseguró: “La licitación se realizó el año pasado”. Y explicó algunos detalles sobre ese tipo de licitaciones en general pero siguió sin decir cuál era la empresa. Al rato, este portal volvió a preguntar por el tema y el secretario técnico y legal llamó otra vez a alguien porque nadie se acordaba el nombre y dijo: “Pemode se llama la empresa”.

Fundada en 2000, Pemode es una empresa constructora que se dedica a proyectos urbanísticos y desde su creación logró 19 adjudicaciones de obras. Juan Pablo Odera es uno de sus socios fundadores.

La adjudicación de viviendas en el distrito
En diálogo con Malviticias, Verónica contó que, personalmente, le entregó una carta a Néstor Kirchner pidiéndole ayuda para acceder a una casa. “Este barrio supuestamente era para gente en emergencia habitacional. Yo antes vivía con mi mamá. Cuando Néstor vino a un acto en el mercado concentrador, le entregué una carta en la mano. Al mes me llegó una respuesta de Presidencia, decía que me presentara en el Municipio con todos esos papeles. Entonces fui, pensando que al poco tiempo me iban a entregar la vivienda. Pero tardaron nueve años en dármela”, recordó.

Nunca vi tantos policías, gendarmes e infantería juntos. ¡Agradezco a Dios que no hubo víctimas!”.

Como muchos vecinos, Verónica todos los meses paga “177 pesos de impuestos por alumbrado, barrido y limpieza”. Sin embargo, explicó que su manzana y muchas otras no tienen luz. Además, con la ayuda de una cooperativa de trabajo, tuvo que arreglar y tapar una zanja que había en la puerta de varias casas y realizar la calle que hoy divide al Barrio De León con el predio que fue tomado y desalojado.

A pesar de todo, continúa la lucha en el barrio
Tras el desalojo y la marcha, Verónica dijo en su facebook que se sentía triste y recordó: “Nunca vi tantos policías, gendarmes e infantería juntos. ¡Agradezco a Dios que no hubo víctimas!”. También se refirió a la bronca e “impotencia de ver cómo quemaron todas las casillas precarias que la gente se hizo y los nenes en la calle corriendo asustados. Por último, no se rindió y aseguró: “Voy a seguir dando la merienda, como sea, pero voy a seguir ayudando”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba