Malvinas Argentinas

Otra adolescente fue violada en Grand Bourg

Según publicó el diario Clarín la víctima, de 14 años, fue sorprendida en ruta 197 cuando esperaba el colectivo para ir al colegio. Investigan si el violador es el mismo que el lunes pasado atacó a otra chica de 15, quien pudo huir tras clavarle un alfiler de gancho al agresor.
Es el segundo caso de similares características que se conoce en menos de una semana, y los investigadores sospechan que están ante la presencia de un posible violador serial. Una estudiante secundaria que esperaba el colectivo para ir a la escuela, en la localidad de Grand Bourg, fue sorprendida por un hombre que la llevó vendada a una casa y la violó, informaron fuentes policiales. El hecho ocurrió ayer a las 7.30, en ruta 197 y El Callao de esa localidad del partido de Malvinas Argentinas. La víctima, de 14 años, había sido acompañada por su padre hasta la parada de colectivos para ir a la escuela.El hombre siguió rumbo a su trabajo y dejó a la chica allí. Según la denuncia, la adolescente fue sorprendida por un hombre de unos 30 años que la agarró de un brazo y la hizo cruzar la ruta 197 en dirección a la Panamericana, le vendó los ojos y la obligó a entrar en una casa.En la vivienda la chica fue violada. Luego el atacante la llevó hasta la rotonda 26 de Los Polvorines, donde la dejó abandonada. Ese hecho es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 de Malvinas Argentinas, a cargo de la fiscal Marisa Marino.Este caso se suma a la denuncia de Carolina, una chica de 15 años que fue violada en esa zona y de un modo similar. La adolescente caminaba hacia su colegio cuando un hombre la agarró desde atrás y la llevó cuatro cuadras del cuello.La metió en un descampado y allí la golpeó y la violó. En determinado momento, la víctima pudo agarrar un alfiler de gancho de su mochila y clavarselo a su atacante en los genitales. Entonces el violador la soltó y ella pudo escapar. Carolina vive con sus padres y cinco hermanos en una casa humilde de Grand Bourg. Su papá trabaja de albañil y su mamá es empleada doméstica. Ella cursa el secundario y está en el primer año del Polimodal.El hecho ocurrió el lunes, minutos después de las siete de la mañana en el partido de Malvinas Argentinas. El violador la interceptó en la calle Seguí, a metros de Sánchez Vega.»Mi tío me acompañó una parte del camino y después seguí sola. Mi casa queda a unas 15 cuadras de la escuela y ya había caminado unas nueve. Yo entro a clase a las 7.20 y a esa hora siempre me cruzo con obreros que van a trabajar y con mamás que acompañan a sus hijos. Pero justo ese día no había nadie», relató la chica a Clarín.Según detalló, el hombre la agarró del cuello y le dijo que iba a robarle: «Pero me apretó fuerte del cuello y dijo que no gritara, ni intentara escapar, ni llorar: Después me obligó a ir con él». Caminaron cuatro cuadras con ella amenazada hacia un descampado ubicado en Miraflores y calle 840. Allí le ató los brazos con una campera y las piernas con un cinturón. Luego la violó.»Al principio trate de resistirme. Pero él me dio una trompada muy fuerte en la cara y no pude hacer más nada. Después me sacó el pantalón y me rompió la remera», dijo.»En un momento el hombre sacó un alfiler de gancho que yo tenía en mi mochila y me amenazó con que me lo iba a clavar ahí abajo. Yo le rogué que no lo hiciera y el lo tiró al suelo, al lado mío. Después me ordenó que me diera vuelta. Yo había zafado una mano, agarré el alfiler, me di vuelta y se lo clavé ahí (en los genitales). Eso lo hizo gritar. Empezó a insultarme; me tiré para atrás y pude escapar», recordó.La chica salió corriendo casi desnuda hasta una ruta que está a una cuadra. Carolina se metió en una casa que está en construcción, donde había cuatro albañiles trabajando.Uno de ellos trató de tranquilizarla y la acompañó hasta la casa. La adolescente contó que el violador tenía unos 30 años y media aproximadamente un metro setenta. También describió que estaba vestido con una campera de cuero, pantalón de jean y zapatillas deportivas.Por el caso no hay detenidos. Fue caratulado como «abuso sexual con acceso carnal», es investigado por la fiscal Valeria Alvarez de la UFI 20 de Malvinas Argentinas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba