NaciónProvincia

España crecerá menos de lo previsto, pero evitará una recesión

Para el 2025 la entidad monetaria proyecta una expansin del 21 Foto123RF
Para el 2025, la entidad monetaria proyecta una expansión del 2,1% / Foto:123RF

La economía de España crecerá menos en 2023 aunque evitará entrar en una recesión, frente al empeoramiento del contexto económico mundial, según del Banco Central del país europeo.

La autoridad monetaria del país ibérico revisó ligeramente al alza en una décima su previsión de crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de este año al 4,6%, y las recortó en la misma magnitud para el 2023 al 1,3%.

Un dato positivo es que el organismo descartó la posibilidad de una recesión en España, una posibilidad que cada vez suena con más certeza en el continente europeo durante el próximo invierno boreal.

Del mismo modo, de cara a 2024, se espera un repunte al 2,7%, aunque dos décimas menor al previsto en el último informe debido a que se espera que las medidas de alivio para la crisis energética finalicen al comenzar dicho año, según señala el informe trimestral del Banco de España, difundido por Europa Press.

Por su parte, para 2025, la entidad monetaria proyecta una expansión del 2,1%.

España, de las economías más afectadas por el coronavirus en 2020 debido al impacto del virus en la industria turística, recién recuperará sus niveles previos a la pandemia –de cumplirse con las estimaciones- entre fines de 2023 y comienzos de 2024.

Descartan recesión

Un dato positivo es que el organismo descartó la posibilidad de una recesión en España, una posibilidad que cada vez suena con más certeza en el continente europeo durante el próximo invierno boreal en países como Alemania y para todo el conjunto de la Eurozona, como lo ratificó en sus últimas estimaciones el Banco Central Europeo (BCE).

Durante el actual tramo final del año, la actividad –adelantó el organismo- se estaría mantenido a un nivel similar al del tercer trimestre, es decir, con un consumo débil por la incertidumbre y las presiones inflacionarias, aunque sin entrar en una recesión técnica (entendida como una caída en dos trimestres consecutivos).

En ese sentido, la estimación es que la economía española cierre el año con un avance trimestral del 0,1%, frente al 0,2% del anterior periodo.

Según anticipó el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, la economía española muestra una “resiliencia apreciable”, y se mantendría con un nivel similar de actividad en el primer semestre de 2023.

Sin embargo, Gavilán mantuvo la cautela y recordó que se trata de un “contexto de volatilidad” por lo que “es precipitado descartar ningún escenario”.

Luego de pasar el invierno, el ente monetario prevé que la economía recuperará su vigor con una disminución de la inflación que traerá una mejora en el poder adquisitivo, una recuperación de los mercados exteriores; y el despliegue de los proyectos de inversión acordados con la Unión Europea bajo el programa “Next Generation”, creado en el marco de la pandemia.

Parte de la suerte de la inflación y el crecimiento dependerá, según el banco, de la prórroga o no de las medidas de alivio del Gobierno español, entre ellas, el tope en las tarifas de gas, los descuentos en el transporte, el límite en los alquileres y el subsidio en el precio de los combustibles.

Sólo la extensión de esta última medida -que, por el momento, finalizará al cierre de este año-, permitirá elevar al alza el crecimiento de 2023 en una décima y bajar la inflación promedio en seis.

La estimacin es que la economa espaola cierre el ao con un avance trimestral del 01 frente al 02 del anterior periodo
La estimación es que la economía española cierre el año con un avance trimestral del 0,1%, frente al 0,2% del anterior periodo.

La baja de la inflación

Es precisamente la baja de la inflación lo que permitirá darle un mayor aire a la economía española: del pico histórico del 10,8% que se alcanzó en julio, los precios comenzaron una tendencia descendente que los ubicó en 6,8% el mes pasado.

Esto llevó al Banco Central a bajar su promedio previsto de este año del 8,7% a 8,4%; y del 5,6% al 4,9% para 2023.

Para 2024 se espera un 3,6%, lo cual indica que España continuará por un tiempo más con una tasa inflacionaria mayor al promedio del 2% que mantenía antes de la pandemia.

Uno de los factores que frenará el descenso de los precios es la inflación subyacente, es decir, fuera de los alimentos y la energía, ya que aún no se transmitió completamente el pasaje de los aumentos a todos los bienes y servicios.

Por otro lado, el Banco de España para 2023 espera un desempleo promedio de 12,9%, un déficit de 4,1% y una deuda que se situará en el 110,6% del PBI.

39.1kMe gusta
4.6kSeguidores
5.4kSeguidores
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría conocer tu opinión. ¡Gracias!x
()
x
¡Chateanos!
WhatsApp