NaciónProvincia

Con banderines, cábalas y expectativas, los bares se preparan para la final del Mundial

Locos x el ftbol en Recoleta Foto Victoria Egurza
Locos x el fútbol en Recoleta / Foto: Victoria Egurza.

Bares, restaurantes y comercios se preparan para la final del Mundial de Qatar entre Argentina y Francia que se disputará este domingo al mediodía (hora local), para la que esperan la llegada de los clientes «fijos» que vienen por cábala, de extranjeros que buscan ver «la locura mundialista», el canto «Muchachos…» que ya es un clásico y el abrazo entre desconocidos.

«Creo que no me pudo haber tocado trabajar acá en un mejor momento. Es una locura. Dejás de ser empleado y de tener cierto trato con los clientes para ser todos amigos y de la nada gritar todos juntos los goles. Nunca había vivido algo parecido», dijo a Télam Valentín Rea Barreto, el camarero de 18 años del «bar notable» El Banderín, emplazado en el barrio porteño de Almagro desde 1929.

Colmado de enseñas de equipos de fútbol, El Banderín cuenta con dos pantallas de televisión por las que «la gente se ha colgado de las ventanas para mirar el partido todos juntos», contó Valentín, y en otros partidos donde jugó la Selección llegaron a contar hasta «100 personas», aunque dejaron de hacerlo porque «era imposible» llevar el registro.

«La gente vino acá a partir sobre todo del partido de México y empezaron a seguir viniendo por cábala», dijo el joven que también tiene la suya: cada vez que el equipo argentino mete un gol le da un beso a una persona en particular, a quien se cuidó de nombrar.

La poesa en San Telmo Foto Victoria Egurza
La poesía en San Telmo / Foto: Victoria Egurza.

Sobre el ambiente festivo del lugar, el camarero contó que «el personal también se suma a las canciones, a los chistes, todos puteamos cuando hay un «off side» o una falta»: «Se siente una unidad entre todos», dijo.

«Que la gente se abrace entre desconocidos, que extranjeros vengan a ver el partido de Argentina únicamente… son de las anécdotas que jamás pensé que iba a poder contar», agregó.

En el barrio de San Telmo y detrás del mostrador del bar La Poesía se encontraba en el mediodía de este sábado Ezequiel Medina, un hombre de 33 años encargado del lugar, a quien le tocó ver todos los partidos en su lugar de trabajo, que se encuentra cruzado por banderines albicelestes y donde se coloca una pantalla grande para transmitir el partido con un proyector.

«Todos hinchamos, somos futboleros», expresó a Télam, y contó que «todo se respeta» en el bar ya que «la gente viene con su bandera, su camiseta» e incluso «pueden venir franceses también».

Sobre ver el partido mientras realiza tareas detalló que «el momento del partido hay muy poco trabajo, pero tenés muchísimo antes de que empiece»: «Los últimos 10 minutos antes son un caos. Yendo y viniendo, bajando, trayendo cosas», graficó.

 Foto Victoria Egurza
/ Foto: Victoria Egurza.

A Zai Rojas, la encargada del bar «Locos x el Fútbol», le cuesta ver el partido: «Aunque tenga tantas teles acá, nunca puedo verlo», dijo, en referencia a la carga laboral que demandan estos días ya que el lugar «explota de gente» e incluso «cortan la vereda».

Sin embargo, la mujer de 36 años reconoció que vive «con mucha pasión» la Copa del Mundo y que en la medida que la Argentina «fue pasando de fase», cada partido «se vivía con más emoción, más ansiedad, más desesperación».

«Como este mundial nunca vi. La cantidad de gente que vino este año de todos lados no me pasó en 2018», contó, por su parte, Carlos Sívori, uno de los dueños del bar, quien se coloca «religiosamente» la camiseta de la Argentina siempre que comienza el segundo tiempo de cada partido de la Selección.

Y agregó: «La pasión que tiene el argentino es increíble. Es algo que nos cambia el humor a todos. Ya no hay más inflación, no hay problemas económicos: solo el mundial. Si ganamos mañana tenemos 15 días de felicidad, después vienen las fiestas y hasta el año que viene no hablamos de nada más».

Los comercios también se preparan para el partido y muchos modificarán su horario de apertura y cierre, como el supermercado Carrefour que abrirá de 6 a 12; Jumbo, de 7 a 11 y de 17 a 21; y Coto, de 6 a 12.

 Foto Victoria Egurza
/ Foto: Victoria Egurza.

Sobre la avenida Bernardo de Irigoyen y la avenida de Mayo, el encargado de una fábrica de pastas, Julio Oscar Casal (55), contó a Télam que también cerrarán el comercio antes del inicio del partido porque «durante el partido no sé quién va a cocinar» (se ríe).

Si bien la venta de pastas cayó en el local durante el mundial, el hombre se considera a sí mismo «muy hincha» y espera que este domingo «se nos dé».

«Mañana espero que vengan los chicos con la Copa porque se lo merecen. Sobre todo Messi que viene hace años buscándola y mañana es su última oportunidad. Y si no se da, creo que se lo van a perdonar porque bastante bien hicieron las cosas», concluyó.

39.1kMe gusta
4.6kSeguidores
5.4kSeguidores
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría conocer tu opinión. ¡Gracias!x
()
x
¡Chateanos!
WhatsApp