Nación

La persecución não tem fim

El periodista estrella del Grupo Clarín, Jorge Lanata, presentó este domingo un informe acerca de intendentes del Frente para la Victoria que tienen licencia sin goce de sueldo de los cargos que ejercieran antes de asumir como mandatarios comunales. Entre ellos, Leonardo Nardini y su par de Moreno, Walter Festa, que dejaron sus funciones como jefes de sucursales de ANSES en sus respectivos distritos cuando fueron electos por el voto popular.

Nardini aclaró que no cobra doble sueldo, es decir que renunció a la dieta en ANSES y cobra solo por su rol de intendente. Esto se enmarca con lo sucedido meses atrás, cuando la oposición local realizó una campaña sucia al afirmar que cobraba medio millón de pesos, cuando en realidad el Nardini cobraba cerca de 50 mil pesos en mano.

Por otro lado, mientras le realizaban la entrevista, Nardini mostró la respuesta de ANSES, en la que le aceptaban el pedido de licencia, aunque esta parte no salió en la nota, porque se sabe que los tiempos televisivos son tiranos. Además, tampoco valía la pena estirar tanto un nota con argumentos inconsistentes como eje del informe televisivo y sin rating, como finalmente sucedió con el correr de los días: nula repercusión. La intención persecutoria era clara.

Resulta curioso que el otrora progresista comunicador dedique domingo tras domingo a denostar a figuras del gobierno anterior y en especial en este caso sobre un supuesto problema ético. Bien haría Lanata en abordar la situación actual de ministros y funcionarios macristas que lejos de las cuestiones éticas, siguen siendo accionistas de las empresas de las que fueron CEOs y que actualmente deben controlar. El caso más paradigmático es el del accionista de Shell y circunstancial ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien desde su cargo no ha parado de otorgar grande beneficios a  la petrolera, situación que le valió una denuncia penal en su contra.

Lanata podría también dedicar algún informe sobre el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, quien en 2015 como director de Farmacity y CEO del Fondo Pegasus compró dólares futuro y al asumir como funcionario determinó cuánto valdría esa operación por 11.5 millones de dólares.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba