La Matanza

La Matanza aceptó el traspaso de tierras, pero continuará demanda “histórica” contra la Ciudad

El Concejo Deliberante de La Matanza aprobó el acuerdo por el traspaso de tierras por parte de la ciudad de Buenos Aires, que le transfiere a ese municipio bonaerense la titularidad de 58 hectáreas en las que se emplazan varios barrios populares que fueron trasladados desde la Capital Federal durante la dictadura militar.

En una sesión muy tensa por las críticas a la Ciudad de Buenos Aires por su “deuda histórica y millonaria” con La Matanza y la reafirmación de “la deportación de pobres que hizo hacia el Conurbano”, los concejales de La Matanza dieron el visto bueno para que avance el acuerdo de transferencia de titularidad de las tierras, lo que requirió la intervención del intendente del distrito, Fernando Espinoza, con el compromiso de que la demanda en la justicia continuará.

El punto clave que trababa la aprobación en el Concejo Deliberante de La Matanza era “la postura del Gobierno de (Horacio Rodríguez) Larreta de no pagar los más de 20.000 millones de pesos que se adeuda en concepto de tasas municipales impagas por esos terrenos de su propiedad”.

“La cesión de las tierras a La Matanza se hizo mediante una votación en la Legislatura porteña sin discusión ni explicaciones y con muchos aspectos omitidos u ocultados”, señalaron los ediles que trataron la aprobación del acuerdo sobre el límite de tiempo.

Otra de las quejas que también generaba resistencia a la hora de la votación era que la Ciudad, según los concejales matanceros, no respetó los acuerdos alcanzados para la integración de una mesa de diálogo para “establecer el modo y los plazos de los pagos, a lo que se había comprometido”.

En el mes de julio, cuando la Legislatura porteña aprobó el traspaso de las 58 hectáreas en las que se encuentran las villas Puerta de Hierro, San Petersburgo y 17 de marzo, el Gobierno bonaerense de Axel Kicillof destacó dicha iniciativa.

Este predio pertenecía a la Capital Federal desde 1969, ya que le fue transferido durante la dictadura de Juan Carlos Onganía como parte de un plan que pretendía erradicar las villas de la Ciudad.

En ese entonces, el Gobierno nacional otorgó a habitantes porteños viviendas precarias y transitorias en esos lotes en La Matanza con la promesa de que luego accederían a soluciones definitivas, que nunca llegaron, por lo que allí crecieron los asentamientos con familias que ahora tendrán la posibilidad de comenzar a escriturar sus terrenos.

Para transferir estas tierras nuevamente a la provincia de Buenos Aires, el presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), Gabriel Mraida; la directora ejecutiva del Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (Opisu), Romina Barrios; y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, firmaron el convenio en agosto del año pasado.

Para que esa transferencia sea efectiva, faltaba la aprobación del Concejo Deliberante de La Matanza, lo que se logró con la condición de que la opción de recurrir a la vía legal para que la Ciudad abone “la deuda histórica y millonaria” siga vigente, según consignaron desde el Ejecutivo local.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior