Almirante BrownAvellanedaBerazateguiEnsenadaEscobarEsteban EcheverríaEzeizaFlorencio VarelaHurlinghamItuzaingóJosé C. PazLa MatanzaLanúsLomas de ZamoraMalvinas ArgentinasMerloMorenoMorónPilarProvinciaQuilmesSan FernandoSan IsidroSan MartínSan MiguelTigreTres de FebreroVicente López

Grido financia a mujeres para que tengan heladerías sociales

El desafío es enseñarles y acompañarlas, están apadrinadas por un franquiciante de Grido.

Vía Bana es la segunda marca de Helacor, una fábrica cordobesa de helados que logró posicionarse cómo la más grande sudamérica gracias a su primera marca: Grido. Sus dueños, la familia Santiago, decidieron iniciar un proyecto de microcréditos y negocios inclusivos para alcanzar los estratos económicos más bajos de la sociedad, expandir Vía Bana en todo Buenos Aires y generar fuentes de trabajo enfocadas en mujeres amas de casa. 

Los creadores de Grido, la marca de helados que cumple hoy 20 años, que está por desembarcar en Bolivia en lo que sería su cuarto mercado internacional y que es considerada una de las cinco cadenas de helados que más factura en todo el mundo, impulsan un proyecto que ya tiene sus frutos: 150 nuevas heladerías de la marca Vía Bana que ya desembarcaron en el conurbano.

El método se funda en el criterio del «banco de los pobres» creado por el premio Nobel de la Paz Muhammad Yunnus y consiste en la expansión de los locales Vía Bana cómo franquicias con una propuesta accesible, sin inversiones estrafalarias y con la ayuda de la firma cómo garante para la obtención de créditos en un banco. La denominación es heladería social. 

Hasta antes de este lanzamiento, Vía Bana tenía 50 locales distribuidos en diferentes provincias. Desde finales de 2019, tras el lanzamiento del proyecto de microcréditos, ya abrieron 150 nuevos locales y 60 más esperan a ser habilitadas. El objetivo general de la empresa es abrir 500 heladerías este año y 5000 en 10 años. 

El proceso de selección no es complejo. “Se postulan en la página de Grido, buscamos mujeres que tengan vocación de atender al público. Si tienen hijos, mucho mejor. El desafío es enseñarles y acompañarlas, están apadrinadas por un franquiciante de Grido. La idea es que puedan ganar entre $30.000 y $40.000 mensuales”, explicó el director comercial de la empresa, Sebastián Santiago. 

Entre los nuevos lugares donde se radicó Vía Bana con esta modalidad se encuentran José C. Paz, El Palomar, San Justo, Isidro Casanova, San Justo,Laferrere, Budge y la Villa Carlos Gardel, entre otros barrios. 

Para abrir una heladería social Vía Bana es necesario una inversión de $48.000. Con esa suma se puede acceder a un freezer -que si ya se tiene se ahorra $37.000-, un bochero, seis cajas de helados, tres palitos, servilletas y cucuruchos. “Los $48.000 los financia la empresa o se puede conseguir un crédito productivo en el banco Santander, con nuestro aval. La suma la devuelve cuando comienza a trabajar a través de pagos semanales en un período de un año, es un microcrédito. Por ejemplo: si es junio que se vende menos paga cuotas semanales de $200 y si es en diciembre puede llegar a pagar $1200 por semana”, explicó el directivo de la empresa.

Vía Bana tiene la misma calidad que los helados Grido y, mientras un kilo de helado Grido cuesta $400, el kilo de Vía Bana cuesta solo $240, la bocha de helado $20 y los palitos $15. Aseguran que, a futuro, la modalidad de la marca social solo será bajo este modelo inclusivo. 

“Creemos que la actividad privada debe tener como propósito solucionar problemas sociales. Las heladerías sociales no son filantropía, nosotros obtenemos un lucro, pero queremos ayudar a resolver el problema de la pobreza y del empleo, nos gustaría que muchas empresas se sumen. Buscamos mujeres amas de casa, por debajo de la línea de la pobreza, aspiramos a sacarlas de la pobreza. Las capacitamos para poder manejar su propia economía. No necesitan abrir un local, preferimos que no tengan un local”, explicó Sebastián Santiago a BAE Negocios. 

Helacor es una empresa cordobesa que procesa 240.000 litros de leche por día proveniente de 15 tambos y produce 70 millones de kilos de helados al año. Factura $7000 millones al año. Sólo en su planta da trabajo a 600 empleados. A los que hay que sumar los 9000 trabajadores que se emplean en sus 1750 franquicias, de las cuales 1600 están en Argentina y el resto en Chile, Paraguay y Uruguay. Grido es una empresa familiar que se convirtió en la mayor marca exportadora de helados argentinos.

“Es una manera de llegar a zonas carenciadas con un helado de calidad y a un precio muy accesible, además de permitir que más personas puedan convertirse en emprendedores. Queremos que progresen en un emprendimiento propio, que accedan al monotributo social, que tengan obra social. Queremos darles momentos felices a ellos y a su comunidad. Nuestra misión es generar estos negocios inclusivos con impacto social”, remarcó el directivo de la empresa. 

Desde Helacor ofrecen la posibilidad de dejar los datos en la página de Vía Bana y también se contactan con los municipios para presentarles la propuesta, ya que la venta debe contar con la debida habilitación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba