Malvinas Argentinas

Femicidio: Juicio a hombre que mató a su ex esposa

Un mecánico será juzgado desde este martes como único acusado de matar a su ex esposa delante de la hija de 10 años de ambos, luego de someterla a graves maltratos en la casa que compartían en la localidad de Pablo Nogués.

Carlos Daniel Arrieta Monges y Natalia Bernal
Carlos Daniel Arrieta Monges y Natalia Bernal

Se trata de Carlos Daniel Arrieta Monges, de 34 años, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Martín juzgará por el homicidio calificado de Natalia Bernal, de 30 años.

El juicio, en el que el Ministerio Público Fiscal estará representado por Miguel Gragnoli, debió haber comenzado el mes pasado pero se postergó ya que el abogado particular del imputado renunció y tuvieron que asignarle un defensor oficial.
La familia de Natalia descreyó de esa versión y denunció que no le estaban informando sobre todas las novedades del proceso, tal como establece el Código Penal.

«Al fin comienza el juicio. Estábamos ansiosos porque mi hija era la más querida de toda la familia y ahora espero que le den
prisión perpetua», dijo a Télam Griselda Duarte, madre de Natalia.

El hecho que se ventilará en el debate ocurrió el 11 de abril de 2011, en una casa situada en Maure 5342, de Pablo Nogués, partido de Malvinas Argentinas, unos diez días después de que Natalia se separó de su esposo Arrieta y se mudó al domicilio de su hermana con su hija de 10 años.

La noche anterior, el mecánico Arrieta la amenazó sin parar, a través del teléfono, con que la iba a matar si no volvía a la casa hasta que Natalia decidió apagar el celular.

Por la mañana, cuando la mujer desayunaba junto a la niña y su cuñado, Ricardo Olivieri -inmovilizado a raíz de un accidente-, Arrieta se presentó en la casa y la chica le abrió la puerta.

Arrieta entró directamente y le efectuó tres disparos a su esposa delante de la nena y su cuñado; tras lo cual escapó del lugar a bordo de su Citroën C3.

Luego de los disparos, el cuñado de la víctima alertó a la Policía y aportó los datos del agresor, en tanto que la joven murió a raíz de las graves heridas sufridas.

Natalia, quien se había separado por los apremios que recibía, había realizado una denuncia en la Comisaría de la Mujer de Malvinas Argentinas y ya había otro antecedente: en enero de 2010 le había disparado y la bala no salió.

«El (por el acusado) había trasnochado y estaba drogado, siempre la golpeaba por celos y una vez hasta la quiso quemar», aseguró la madre de Natalia, que en el juicio es acompañada por integrantes de la Unidad de Victimología del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Por su parte, Arrieta se mantuvo prófugo mientras su apareció abandonado el 7 de mayo de 2011, en la localidad bonaerense de Baradero.

Tras numerosas gestiones para que se lo buscara, el 10 de septiembre de 2012 fue detenido en Córdoba, provincia donde tendría algunos familiares, igual que en Rosario.

«Estuvieron casi doce años juntos y siempre fue violento pero él la convencía para volver», afirmó Griselda, quien se preguntó: «¿Porqué tuvieron que esperar a que pasara esto y no lo detuvieron antes de matar?».

Según Griselda, antes de la separación, la pareja y sus dos hijas convivían en una casa con la madre de Arrieta.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba