Nación

Evita nunca dejará de nacer, por Ariel Fernández

Evita hubiera hubiera cumplido 97 años, de no ser porque una grave enfermedad le privase de continuar su vida con tan solo 33 años. A pesar de su muerte prematura su legado político perdura hasta hoy. El concejal del Frente para la Victoria, Ariel Fernández, la recordó.

Las palabras todas sobran y todas faltan a la vez, porque Evita no puede describirse, porque su nacimiento no fue el 7 de mayo, porque evita nace y seguirá naciendo en todos los que miran a los ojos a su patrón y saben que nunca más se van a dejar pasar por arriba, en cada mujer que lucha por sus derechos, que también son los míos. Evita sigue naciendo en cada humilde y en cada pibe, como un rayo.

Atravesando el alma dormida de un pueblo oprimido despertó la conciencia y el fanatismo, se hizo lucha y revolución, porque el peronismo es la estrategia de poder del pueblo, y el poder del pueblo es siempre revolución.

De la nada, imprevista, apareció en medio de todos y descolocó a más de uno. La actriz hermosa dejó de ser acompañante, se convirtió en protagonista. El voto femenino es lo de menos, porque votar sin poder no es nada.

Trascender

Y así, como un rayo, incandescente. Una joven mujer nos dio algo que no puede explicarse pero que todos sentimos, un sentido profundo, una convicción innegociable. Evita nació para dejar de ser ella, pero también para ser espíritu.

El movimiento Nacional es una baba sin sentido si no tiene ese espíritu que lo empuja a la lucha aun en las peores convicciones. Evita nuestra abanderada, es eso, es el sentido mas profundo e inconmensurable, es la razón irracional, es el alma, el espíritu de nuestra revolución.

Hoy no puedo conmemorar el nacimiento de Evita compañeros, porque nunca jamás dejará de nacer.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba