Nación

El presidente Milei arregla sus relaciones en privado con el Papa Francisco en el Vaticano

Javier Milei sostuvo sus primeras conversaciones oficiales con el Papa Francisco el lunes, mientras el presidente de Argentina buscaba arreglar las cosas con el líder de la Iglesia Católica y persuadirlo para que finalmente visite su tierra natal.

Milei, de 53 años, compartió una larga audiencia privada con el pontífice argentino en el Vaticano, una propuesta alguna vez impensable dadas sus críticas públicas anteriores a su compatriota.

El encuentro, que duró más de una hora, tuvo tres tramos: uno en el que Milei y Francis estuvieron solos; una segunda parte, durante la cual se permitió el ingreso a la hermana del presidente, Karina Milei; y un tercero, en el que participaron los demás miembros de la delegación argentina (el ministro del Interior, Guillermo Francos; la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino; la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello).

También estuvo presente Rabbit Axel Wahnish, asesor espiritual de Milei y candidato a embajador de Argentina en Israel.

Dado que la primera parte de la reunión duró alrededor de 70 minutos, Francisco pasó más tiempo en privado con el presidente Milei que con otros jefes de estado argentinos, incluidos los ex presidentes Alberto Fernández, Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner.

En la audiencia formal del lunes en la biblioteca de Francisco, Milei le dio al pontífice varios regalos, como es tradicional, dijo un portavoz del gobierno. Apelando al lado dulce de Francisco, Milei le regaló al pontífice Cachafaz alfajores con dulce de leche y dos cajas de galletas de limón Havanna.

También entregó a Francisco una carpeta con una copia de una carta manuscrita de José María Gutiérrez a Juan Bautista Alberdi que lo acreditaba como representante en Europa (mayo de 1854), y una postal conmemorativa con la imagen de 'Mamá Antula', la santa que el pontífice canonizado en una ceremonia el día anterior.

Francisco entregó a Milei un medallón de bronce inspirado en el Baldaquino de San Pedro, una colección de sus escritos papales y una copia del mensaje por la paz de este año, que abordaba la amenaza de la Inteligencia Artificial.

El Presidente Milei se reunirá hoy con el Secretario de Estado de la Santa Sede, el Cardenal Pietro Parolin, antes de realizar un breve viaje a Roma para reunirse con el Presidente italiano Sergio Mattarella y la Primera Ministra Giorgia Meloni.

No tan nefasto

Milei, un economista liberal, ha sido un duro crítico de su compatriota. Mientras hacía campaña en las elecciones presidenciales del año pasado, acusó al Papa «nefasto» de interferencia política y lo llamó «imbécil» que «promueve el comunismo».

Sin embargo, los lazos se restablecieron después de que Francisco llamara a Milei para felicitarlo por su victoria electoral.

En una entrevista este fin de semana, el presidente describió a Francisco, ex arzobispo de Buenos Aires, como «el argentino más importante de la historia».

Los dos hombres eran todo sonrisas el domingo durante una breve reunión después de una misa papal en la Basílica de San Pedro en el Vaticano para canonizar a la primera santa de Argentina.

Milei le dio un abrazo de oso al Papa de 87 años mientras estaba sentado en su silla de ruedas, que Francisco comenzó a utilizar en 2022 debido a un dolor de rodilla.

Fuentes gubernamentales dijeron que la calidez del saludo sorprendió incluso al presidente.

Durante su reunión, el presidente y el pontífice probablemente discutieron un posible viaje papal a Argentina. El pontífice llamó a Milei en noviembre para felicitarlo por su victoria electoral y el presidente, a su vez, pidió a Francisco que regresara a su tierra natal.

El Papa no ha regresado a casa desde que asumió como jefe de la Iglesia católica en 2013. Ha dicho que le gustaría regresar, pero no se ha fijado una fecha.

Los expertos del Vaticano dicen que hasta ahora Francisco ha optado por no regresar a casa para evitar que su presencia sea utilizada políticamente. Por el momento, la Santa Sede se niega a comentar sobre la probabilidad de un posible viaje de regreso a casa.

El presidente llegó a la reunión del lunes con 10 minutos de retraso, luego de bajarse de su vehículo para saludar a los peregrinos argentinos que lo esperaban frente a la Embajada del país en la Via della Conciliazione, en Roma.

Ojo a la patria

El encuentro, seguido de cerca, se produce en un contexto de agitación en Argentina. Más del 40 por ciento del país vive en la pobreza, mientras que la inflación paralizante alcanza el 211 por ciento anual.

Elegido en octubre en medio de una ola de ira por décadas de crisis económica, Milei se ha embarcado en una desregulación económica masiva mediante decreto presidencial. Ha devaluado el peso, recortado los subsidios estatales y eliminado la mitad de los ministerios del gobierno.

Sin embargo, el paquete de reformas del economista libertario se topó con un obstáculo la semana pasada, cuando el parlamento lo envió de nuevo al comité para que lo reescribiera, lo que llevó a Milei a arremeter contra sus oponentes, llamándolos «criminales» y «traidores».

En enero, Milei envió una carta al Papa, diciendo que una visita a casa «resultaría en el establecimiento de la paz y la hermandad para todos los argentinos, deseosos de superar divisiones y confrontaciones».

«Su presencia y su mensaje contribuirán a la tan deseada unidad de todos nuestros compatriotas y nos darán la fuerza colectiva necesaria para preservar nuestra paz y trabajar por la prosperidad y el crecimiento de nuestra querida República Argentina», dice la carta firmada por Milei. .

A lo largo de su papado, Francisco ha criticado las desigualdades generadas por el libre mercado y ha pedido la protección de los más vulnerables de la sociedad, creencias que van en contra de la política y la ideología de Milei.

«El Papa siempre está preocupado; obviamente es un tema muy cercano a su corazón, que la gente no sufra», dijo a los periodistas en el Vaticano el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, jefe del Dicasterio para la Doctrina de la Fe.

Mensajes a través de Mamá Antula

Durante la misa del domingo, en la que fue canonizada la misionera del siglo XVIII Mamá Antula, Francisco volvió a hacer un llamamiento en nombre de los más marginados de la sociedad.

«¿Cuántos hombres y mujeres sufrientes encontramos en las aceras de nuestras ciudades?» se lamentó durante su discurso.

Mamá Antula, una laica jesuita consagrada nacida María Antonia de Paz y Figueroa, es considerada una defensora de los derechos humanos desde el período en que Argentina era una colonia española. Fue beatificada en 2016.

Milei, que realizó una visita oficial a Israel antes de venir a Italia, viaja con su consejero espiritual, un rabino.

Aunque proviene de una familia católica, ha expresado su fascinación por el judaísmo y ha estado estudiando la Torá.

– TIMES/NA/AFP

noticias relacionadas

en esta noticia

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba