José C. PazMalvinas ArgentinasSan Miguel

El grito de miles de mujeres en el #8M en San Miguel

«Es en nuestros barrios, en nuestras calles, en nuestros clubes, en nuestros lugares de trabajo, en nuestras casas; es en nuestro territorio donde nos siguen violentando», afirma el documento expresado el Día Internacional de la Mujer Trabajadora en San Miguel. Miles de mujeres marcharon durante la tarde del domingo lluvioso por las calles sanmiguelinas para visibilizar la violencia machista en distintos ámbitos. Convocado por la Asamblea Conurbana del Noroeste, participaron distintas organizaciones sociales y políticas. Hubo críticas a los Ejecutivos municipales, al Poder Judicial y se pidió justicia por casos de la región. La actividad cerró con un pañuelazo para pedir por el aborto legal, seguro y gratuito. 

La marea verde en San Miguel

DOCUMENTO DEL #8M EN SAN MIGUEL

¿Por qué las mujeres, trans, travestis, lesbianas y no binarias del noroeste del conurbano nos organizamos en asamblea y nos convocamos a salir a la calle el 8 de marzo y llamamos al paro y movilización el 9?

Porque es en nuestros barrios, en nuestras calles, en nuestros clubes, en nuestros lugares de trabajo, en nuestras casas; es en nuestro territorio donde nos siguen violentando. Y no salimos en los medios masivos y hegemónicos de comunicación, que siguen sin reflejar la realidad de cada día de las mujeres pobres y trabajadoras. Porque aunque muchas veces no se hace eco de nuestra lucha, sabemos que es acá donde tenemos que visibilizar la violencia machista con la que convivimos. Por eso levantamos nuestras banderas en nuestras calles. 

Es a nosotras a las que nos obligan a parir como incubadoras, sin oír nuestras decisiones, sin poder tener la libertad de elegir; es a nosotras a las que nos quitan el acceso a la salud sexual y reproductiva y a la educación sexual. Hoy somos carne de cañón producto de una crisis que no generamos, de una deuda que no contraímos. Estas políticas ajustan especialmente a nuestras vidas. Cierran salitas a donde llevábamos a nuestres niñes, echan a personal de salud en el hospital donde nos atendíamos, cierran escuelas, bajan nuestros sueldos y eliminan las jubilaciones de quienes siempre nos encargamos de cuidar a otres, de quienes hacemos el trabajo doméstico, despiden y cierran lugares de trabajo. A les más jóvenes nos precarizan la vida sin posibilidad de acceder a vivir dignamente.

Porque son nuestros cuerpos los que soportan las peores condiciones de empleo y de desempleo, a los que más les cuesta insertarse en este sistema laboral discriminador y excluyente. Son nuestros cuerpos los desoídos, los cajoneados por la justicia burguesa y patriarcal, que libera femicidas y encierra a las madres.

Porque es este sistema el que abandona a las travas y trans en la prostitución como única opción para sobrevivir. Este sistema que excluye desde la niñez a los cuerpos desobedientes, a los cuerpos que se animan a ignorar los modelos impuestos.

Porque estamos ante un sistema que persigue, criminaliza y judicializa la protesta social y se exacerba cuando somos las mujeres organizadas quienes las encabezamos. Un sistema que nos encarcela por ser indígenas, mujeres, luchadoras.

Porque son nuestros cuerpos femenizados los que se exponen a los más altos niveles de violencia, rebajados a objetos para la satisfacción de otros.

Porque la sociedad patriarcal nos golpea, nos viola, nos mata e intenta disciplinarnos. Como a las 65 compañeras asesinadas en lo que va del año.

Porque son nuestros cuerpos del conurbano, son nuestros cuerpos pobres los utilizados para explotación sexual, para bancar las redes de trata, porque es un negocio de unos pocos sostenido por el Estado y la policía.

Porque si desaparecemos ni el estado ni los gobiernos nos buscan, sólo nuestres compañeres. Sólo contamos con nuestras redes comunitarias.

Por eso decimos:
● Justicia por Bárbara Balbuena de José C. Paz. Cárcel a Christian Sánchez.
● Justicia por Roxana Diogo, violentada por Claudio Damico, ex funcionario de la gestión de Jesús Cariglino en Malvinas Argentinas.
●Justicia por Valentina. Exigimos su reincorporación al cuartel de bomberos de Malvinas Argentinas. Gustavo Andino Rodríguez y Juan Sacarías Castillo abusadores.
● Justicia por Florencia Ovejero, víctima de femicidio en Malvinas Argentinas.
● Absolución para Higui y para Luz.
● Absolución para Paola y Milagros.
● Implementación de la Ley de Educación Sexual Integral.
● Implementación del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo en San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas. Cierre de la Consejería antiderechos “Guadalupe” en San Miguel.
● Presupuesto para políticas de género en nuestro territorio.
● Cumplimiento del Cupo Laboral Travesti Trans.
● Exigimos registros oficiales de violencia de género y femicidios.
● Apoyo a las gestiones obreras, cooperativas y trabajadoras de la economía popular.
● Apoyamos a la comisión de mujeres de Madygraf y a todes les trabajadores que se organizan en su puesto de trabajo.
● Las trabajadoras de casas particulares también mueven el mundo. Basta de sueldos de pobreza, sin obra social, ni paritarias.
● Que se equiparen las condiciones del fútbol femenino al del masculino. Que los clubes se hagan cargo de viáticos, indumentaria, materiales de entrenamiento, difusión de actividades y salarios de las jugadoras.
● Exigimos a los sindicatos que convoquen al paro del 9 de marzo.
● La deuda es con les jubilades, les estudiantes, les trabajadores. Rechazo al pacto en el Congreso a favor del FMI. No al pago de la deuda.
● Nos movilizamos junto a los pueblos en conflicto de Latinoamérica. ¡Fuera Piñera! ¡Abajo el golpe de Estado racista en Bolivia.
● Separación de la Iglesia del Estado.
● El proyecto está en las calles. ¡Que se escuchen nuestras voces! Exigimos el debate y aprobación del Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba