José C. Paz

Detuvieron por el crimen de la jubilada a un pariente de 22 años que se fotografió con los billetes

El crimen ocurrió ayer, cerca de las 11.30, en una casa situada en la calle Luis Domínguez 4242, entre Padre Ustarro y Defensa, a metros de la ruta 24, en el barrio San Gabriel, de José C. Paz.

Un joven de 22 años que es pariente lejano y trabajaba en la casa de la jubilada hallada muerta tras el incendio de su casa en José C. Paz fue detenido hoy como acusado del homicidio, luego de confesarle a su madre que había cometido el crimen y de fotografiarse en Facebook con los billetes que le robó a la mujer, informaron hoy fuentes policiales.

El detenido, que realizaba trabajos de pintura en el barrio, fue identificado por los investigadores como Brandon Galeano (22), alias «Titi», y la víctima, Rosario «Charo» Gómez (80), le decía «sobrino» ya que era nieto de uno de sus primos hermanos.

Galeano fue apresado por efectivos de la comisaría 1ra. de José C. Paz en una vivienda situada en Colon al 4100, de esa localidad.

«Me mandé la cagada del año», le había confesado el joven a su madre, quien se comunicó con la policía para acordar su entrega, agregaron los voceros.

Voceros judiciales indicaron a Télam que Galeano será indagado en las próximas horas por la fiscal Lorena Carpovich, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 21 descentralizada en Malvinas Argentinas, Departamento Judicial San Martín.

La fiscal aguarda el resultado preliminar de la autopsia realizada al cuerpo de la jubilada Gómez, con el fin de determinar si su muerte fue debido al incendio o presenta algún tipo de lesión traumática que indique que haya sido atacada previamente, como se sospecha.

También esperaba la fiscal el informe de los peritos de bomberos sobre el origen del fuego y si se empleó un acelerante, como se cree.

Una de las hipótesis de la pesquisa es que la mujer fue víctima de un asalto y que, en ese marco, fue asesinada.

«Yo estuve cuando retiraron el cuerpo y había un charco de sangre debajo. La causa de muerte no la sabemos, tenemos que esperar la autopsia, pero es seguro que le dio una paliza», dijo hoy a Télam Mario Ávila, uno de los hijos de la víctima.

Tanto Mario como sus hermanos confirmaron en declaraciones a la prensa que el imputado se fotografió en Facebook con los billetes que le robó a madre y que escapó de la escena del crimen con el pan que la anciana le había comprado para que desayune.

«Es un asesino», dijo Dardo Ávila, otro de los hijos de la víctima, al canal Telefé, al referirse a Galeano y señaló: «La confianza que le dio mi mamá a este chico no se la daba a nadie, vivía enrejada».

También agregó que ayer, cuando se produjo el crimen, «ya vino con la intención de asesinarla porque vino con un bidón de nafta».

El hijo de Gómez contó que a las 9.30 su mamá le abrió la puerta y que «a las 11.30 ya empezó el incendio».

«Fue esta persona que primero la mató a golpes y después la prende fuego, boca abajo mi mamá, defendiéndose», relató Dardo en llanto, quien aseguró que su madre terminó «con el 80 por ciento del cuerpo quemado» y que todo fue por robarle «la jubilación» que su madre había cobrado un día antes.

«Y después en el Facebook, se sacó fotos con todos los billetes que le robó a mi mamá. Es una locura todo esto, yo no lo puedo creer», denunció.

Mario contó a Télam que lo que su madre había cobrado era «la jubilación mínima» y agregó: «Nosotros no podemos caer en lo que sucedió con mi mamá. Ella era muy reservada, no admitía a nadie en su casa. Le franqueó la puerta a este pibe y lamentablemente pasó lo que pasó. La pobre vieja no merecía haber terminado como terminó».

Y, estimó que fue un hecho «premeditado», dado que el joven llevó el bidón de nafta y lo más probable era que él cometió el crimen porque su madre «no se iba a dejar robar así nomás».

Juana, la hija menor, confirmó que Galeano «es nieto de un primo hermano» de su madre y que «ella, teniéndole lástima, le dio una changuita, le dio la confianza».

La hija, que vive a pocos metros, contó que ayer, cuando le avisaron que había un incendio en la casa de su madre, se cruzó en la esquina con Galeano sin sospechar que él estuviera relacionado a lo sucedido.

«Cuando salgo corriendo, el delincuente estaba en la esquina queriéndome agarrar. Se llevó hasta el pan que mi mamá le había comprado para que él desayune», denunció.

El crimen ocurrió ayer, cerca de las 11.30, en una casa situada en la calle Luis Domínguez 4242, entre Padre Ustarro y Defensa, a metros de la ruta 24, en el barrio San Gabriel, de José C. Paz.

Según los informantes, el detenido hacía trabajos de pintura en la casa de la víctima y un vecino lo vio llegar a la vivienda con un bidón de nafta.

Fuentes judiciales informaron a Télam que un llamado al 911 alertó sobre un incendio en el inmueble y personal de Bomberos arribó al lugar para apagar las llamas que se habían iniciado en dos habitaciones.

Tras extinguir el fuego, la Policía halló fallecida a la víctima, quien presentaba varias quemaduras en su cuerpo, aunque las causales de muerte se sabrán después de la autopsia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba