PHSan Isidro

Detuvieron a cinco personas tras el asalto en el Shopping Soleil

Un venezolano y cuatro argentinos fueron detenidos en la Ciudad de Buenos Aires en el marco de la causa en la que se investiga el asalto a un hombre que hace una semana fue baleado y quedó parapléjico cuando le arrebataron una cadenita de oro en el estacionamiento del shopping Soleil del partido bonaerense de San Isidro, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La Policía de la Ciudad encontró el auto que era buscado por este episodio y otros robos en Capital Federal, Vicente López, Munro, Olivos y San Isidro

El venezolano es el dueño de un auto Chevrolet Prisma -secuestrado en el operativo-, que fue utilizado por los autores del hecho y, además, estaba con pedido de secuestro en la causa de la banda de los «robaturistas» que asesinaron al inglés Matthew Gibbard el 14 de diciembre en Puerto Madero.

EL CASO EN EL SOLEIL 

El hecho ocurrió el miércoles pasado, alrededor de las 20.20, en el estacionamiento del mencionado centro comercial ubicado en el cruce de la autopista Panamericana y el camino del Buen Ayre, en la localidad de Boulogne.

La víctima es Sebastián Domínguez (35), quien es encargado de una fábrica textil y está internado en la terapia intensiva del Hospital de San Isidro.

Fue sometido a una cirugía y en la actualidad está parapléjico, sin sensibilidad del pecho hacia abajo.

Domínguez había ido al shopping a comprarle un regalo a su padre y cuando caminaba por el estacionamiento junto a su hija de 10 años regresó a su auto, donde lo esperaban su hermana y su otro hijo de 4, fue abordado por un ladrón que le arrancó una cadena de oro y le disparó.

“Mi hija de 10 años vio todo. Ella me contó que venían charlando, que su papá estaba contento y le venía diciendo lo grande que estaba, cuando vio a un hombre con cara de malo en el capot de un auto. Esta basura lo abrazó de atrás a Sebastián, le arrancó una cadena de oro y le disparó”, contó Johana, la esposa de la víctima.

“Cuando vio el revólver, mi nena salió corriendo a pedirle ayuda su tía, la hermana de Sebastián, que estaba en el auto, y me llamó desesperada por celular para avisarme que al papá le habían pegado un tiro y estaba en el piso”, relató la mujer.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba