Nación

El peronismo de Malvinas, todos con Cristina

La ex presidenta Cristina Fernández convocó para hoy a los intendentes peronistas en el Instituto Patria y el intendente Leonardo Nardini será de la partida. Un día después de la multitudinaria movilización en Comodoro Py, la ex presidenta se reunió con los diputados nacionales del Frente para la Victoria, entre ellos estuvo el legislador de Malvinas, Rodolfo Tailhade. Esa reunión sirvió para que los representantes legislativos contaran la situación de su provincia. En general, marcaron un escenario complicado para las economías regionales y en consecuencia una mala proyección para los sectores populares y medios. Del FpV estuvieron casi todos, pero hubo ausencias marcadas, como la del sanjuanino José Luis Gioja -candidato a presidente del PJ- no estuvo, como tampoco los diputados que le responden políticamente.

La reunión de hoy -prevista para las 17- seguirá con la misma dinámica, escuchar a los intendentes y trabajar en la idea que manifestó frente a las escalinatas de los tribunales de Retiro, armar un frente ciudadano.

Un frente ciudadano que se podría traducir en una concertación con confrontación. «Porque somos oposición», marcó clarito Cristina. No hay lugar para los tibios, o sos oficialismo o sos oposición. ¿Por qué? Por el ajuste salvaje, los tarifazos y los despidos masivos tanto en el sector privado como público. Por su parte, desde el Gobierno nacional siguen pidiendo paciencia. «Sepan aguantar hasta que dentro de dos, tres o cinco años podamos salir adelante», dijo la vicepresidenta Gabriela Michetti en Tucumán.

Los medios hegemónicos marcaron una y otra vez que no fueron «ni dirigentes ni sindicalistas de gran peso en el PJ». Es cierto que faltaron algunos nombres y las explicaciones son variadas, pero fue un acto multitudinario. Respecto a Malvinas Argentinas, fueron todos los dirigentes, de mayor y menor peso. También -y no me importante- las bases, de cuyas entrañas saldrán los hombres y mujeres que guiarán la política local en las próximas décadas. Y algo para subrayar: Nardini es candidato a vicepresidente en cuarto lugar en la lista del PJ, detrás de Gioja, Daniel Scioli, Lucía Corpacci y Antonio Caló.

Como es habitual, voceros de la derecha mintieron al decir que la «gente» fue porque le pagaron. Un absurdo que se desmonta al minuto de pensarlo. Les duele que el pueblo organizado cuide y acompañe a una mujer que avanzó en políticas públicas inclusivas. No lo entienden. Estigmatizan y desprecian: «Son masas brutas o son de La Cámpora». Dicen así para bajarle el precio a la militancia toda y ni siquiera se toman el trabajo de ver cómo funciona esa militancia. Palabras que repite el medio pelo argentino, aquellos de clase media que creen que son mejores y opinan -siempre desde el sillón de su casa mirando la televisión- que el peronismo es lo peor que le pasó a la Argentina.

Mientras tanto, en los barrios la actividad económica está frenada. Un ejemplo se da con un supermercado que abrió sus puertas en diciembre, a dos cuadras de la estación Grand Bourg. Pocas ventas y sin miras de levantar la clientela. Precios y productos competitivos. Las carnicerías barriales son las más damnificadas. Venden mucho menos que hace un año. Y se vuelve a la pregunta que planteó Cristina: «¿Estás mejor o peor que antes del 10 de diciembre?».

Con el regreso de la conductora y armadora del peronismo, el futuro del frente ciudadano lo marcará la militancia, los que salgan a tratar de disuadir al ignoto político, o al ayer estuvo en la vereda de enfrente. Algunos concejales y funcionarios municipales tendrán que dejar de lado sus enojos (interprétese como más le guste) y salir a dar batalla todos juntos, sin dejar de lado la gestión y la actividad legislativa, porque sería un pésimo error. Claramente, el adversario no está en el territorio. Los formatos se verán con el correr de los meses. Un proyecto político puede tener vicisitudes, pero no se negociará la perspectiva. Sea lo que sea, se espera unidad con todos los sectores que no bajen las banderas de la soberanía política y económica. En la medida que los objetivos del Frente para la Victoria no se negocien, todos adentro.

 Natalia Biazzini

PD: bravuconadas por whatsapp de «caballeros» molestos por la nota esta semana no por favor, el jueves rindo parcial. Después, ya saben, café y charla con las fuentes, cuando quieran. Gracias.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba