Malvinas ArgentinasProvinciaZona Noroeste

De Malvinas al Senado: ley para que los recuperados de Covid donen plasma y salvar vidas

"La idea del proyecto de ley es que se concientice la importancia en pacientes recuperados de covid para que donen su plasma", relató el senador provincial Luis Vivona a Diario PH.

«La idea del proyecto de ley es que se concientice sobre la importancia en pacientes recuperados de covid para que donen su plasma, para luego aplicar a pacientes que tienen esa enfermedad. Lo que informan los médicos es que es rico en anticuerpos y que mejora el estado de los pacientes graves», afirmó el senador provincial Luis Vivona a Diario PH.

 La historia de recuperación de Carlos Arapa

En el Hospital Abete de Malvinas Argentinas dialogaron Carlos Arapa, albañil de 40 años, quien por la donación de plasma tras ser diagnosticado de covid- 19 se recuperó; el médico que llevó adelante el procedimiento, Javier Melis; y el senador Vivona .

También el papá de Carlos, Julio, había estado grave pero al igual que a su hijo se le aplicó el plasma y «ya comenzó su recuperación y está prácticamente fuera de peligro”, explicó Melis.

“El 3 de mayo a las tres de la mañana levanté fiebre, a las 8 me vine al hospital a hacerme los análisis y volví a casa a esperar los resultados», relató Carlos.

«Cuando quedé internado, me pasaron a terapia intensiva, y después me suministraron el plasma. No dudé, di la autorización y al otro día ya estaba bien. A los pacientes que tuvieron coronavirus les diría que se acerquen, que donen sangre, que eso le puede servir a otro paciente que está infectado”, pidió Carlos.

El doctor Melis explicó: “Carlos entraba en el protocolo por haber sido uno de los pacientes con sintomatología grave, para poder pasarle el plasma. Y en las siguientes 24 a 48 horas de la transfusión, presentó una evolución favorable”.

«La idea no es obligar a nadie, pero sí que se profundice la conciencia de lo que significa. Por cada persona que dona su plasma, se puede ayudar a tres o cuatro personas más», relató Vivona a Diario PH.

Al igual que a Arepa, a su compañero de trabajo, José Iturbe de 43 años, lo salvó el plasma. Ambos viven en Grand Bourg. Viven cerca uno del otro y estuvieron internados al mismo tiempo en terapia intensiva por covid 19. Los dos estuvieron más cerca de irse que de quedarse​, dicho por ellos mismos. [Nota completa]

POLÍTICA & GESTIÓN EN TIEMPOS DE PANDEMIA

 

-¿Cómo está viendo la actividad económica en el conurbano?

-Creo que fueron acertadas las medidas del Gobierno nacional y provincial, desde el primer momento. Si bien, como dicen los profesionales, no se sabe con exactitud el pico y es triste ya que una persona deje de existir, se está llevando con conciencia. Esa conciencia y esas medidas que se han tomado trae aparejada una situación que complica la realidad económica. Esto no es la Capital Federal. Acá convivimos permanentemente con comerciantes que son del lugar y sufrimos el deterioro que tienen ellos en el día a día. Eso sumado a que venimos de cuatro años de un gobierno que devastó lo que había. No se trata de echarle la culpa a nadie, los responsables somos nosotros. Lo que sí también complica que Alberto Fernández todavía no haya podido llevar adelante nuestro plan económico, porque ni bien asumió tuvimos que estar con esta situación.

Si bien es preocupante la situación que se vive, también tenemos un futuro alentador porque tomando conciencia, quedándose en su casa, lavándose las manos, utilizando el alcohol, no olvidándose el tapabocas, se va a salir y hay que tener fe.

-¿Cómo ve el pedido de algunos intendentes de abrir la cuarentena, como el caso de Vicente López? 

-Las realidades son muy distintas en cada lugar. Vicente López y San Isidro son más cercanos a la Capital Federal y tienen sus realidades; deben tener el ingreso per cápita más importantes de Sudámerica. La realidad que vive el conurbano es totalmente distinta a esa situación. Las medidas que se toman tienen que ver con favorecer a la mayoría y en este caso es preservar la vida, que es lo que ha pedido el Presidente y el gobernador. Todo va en sintonía a eso, todas las medidas que se toman es para preservar la vida de los argentinos por sobre todas las cosas.

-¿Qué le pareció la marcha anticuarentena que tuvo lugar el sábado en el Obelisco y la semana pasada en algunos puntos del país?

-No es serio. Creo que lo serio puede ser criticar, hacer un planteo con algo que esté perjudicando a las personas. Creo que no es momento de hacer una marcha, hay otras vías. Terminada esta situación hay que volver a discutir las cuestiones que nos pasan en el día a día y cada uno lo planteará desde su lugar. Al que le toque hacer política, que haga política. Hoy la realidad que nos pasa es cuidar la vida de las personas.

-¿Cómo se está trabajando en los barrios populares? 

– Es un trabajo que se venía haciendo y se profundizó en estos días. Leo (Nardini) tomó decisiones en sintonía y viendo lo que pasaba. Estamos trabajando fuerte con los adultos mayores. Hay un relevamiento en barrios con distintas características que necesitaban alguna mano. Es un trabajo de prevención con los vecinos; por eso el respaldo del tapaboca antes de que sea obligatorio, lo mismo con el reparto de alcohol en gel. También achicamos los lugares de entrada y salida del distrito para tomar conciencia que teníamos y tenemos que tener.

-También hubo mucho crecimiento de ollas populares en los barrios. 

-Hay un trabajo social que es permanente, que lleva adelante la gestión y también un trabajo militante de siempre. Lo peor, lo que nos tiene que avergonzar como militante político es plantear la política desde la necesidad de la gente. La Subsecretaría de Desarrollo del Municipio está llevando adelante distintos tipos de alternativas, colaborando con las distintas expresiones populares que tiene que ver con los merenderos  y con algunos comedores del distrito. Y la estructura militante está a disposición de esas distintas instancias y organizaciones que están necesitando una mano en los distintos barrios.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba