San MiguelAlmirante BrownAvellanedaBerazateguiEnsenadaEscobarEsteban EcheverríaEzeizaFlorencio VarelaHurlinghamItuzaingóJosé C. PazLa MatanzaLanúsLomas de ZamoraMalvinas ArgentinasMerloMorenoMorónPilarQuilmesSan FernandoSan IsidroSan MartínTigreTres de FebreroVicente López

Cupo laboral trans-travesti: un derecho en todos los niveles

El Gobierno nacional estableció en el ámbito del sector público nacional que los cargos de personal deberán ser ocupados en una proporción "no inferior al uno por ciento", por personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad necesarias.

“El jueves a la noche estábamos en una reunión las compañeras trans- travestis del Frente de Orgullo y Lucha planeando hacer una actividad el lunes para seguir pidiendo por la implementación del cupo laboral, estábamos debatiendo y organizándonos, cuando llegó un mensaje desde la Subsecretaría de Políticas de Diversidad de la Nación contándonos sobre el decreto. Nos pusimos súper contentas y lloramos un montón”. De esta manera relató Luly Arias, militante trans y vecina de San Miguel a Diario PH, cómo se había enterado de la publicación del Decreto Nacional 721/2020 que establece el cupo laboral trans- travesti en toda la administración pública nacional.

La noticia sorprendió a la mayoría en la madrugada de hoy pero sin dudas era un derecho esperado hace mucho por todo el colectivo trans- travesti.

El decreto firmado por el presidente Alberto Fernández posee un contundente repaso de la situación crítica en la que se encuentra el colectivo trans- travesti.

En uno de los considerandos reconoce que “las trayectorias de vida de las personas travestis, transexuales y transgénero están atravesadas por la estigmatización, criminalización y patologización sistemática por una gran parte de la sociedad y de las instituciones” y que esto “evidencia la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran estos colectivos ante la escasa y muchas veces nula posibilidad de acceder a un trabajo en condiciones igualitarias, y ello conlleva en numerosas ocasiones, y en ese contexto, al ejercicio de la prostitución”.

Son palabras muy fuertes, no solo por la realidad que cuentan, sino porque es el mismísimo Estado Nacional reconociendo la problemática a través de un decreto.

Esa realidad que muy bien conocen las personas trans- travestis como Luly: “Se me vino a la cabeza toda mi historia como mujer trans. Recordar que vine de Catamarca en el 2009 para una mejor vida, buscar trabajo y no conseguir por la discriminación laboral, por mi identidad de género. Recordé como toda esa situación me llevó a trabajar en la prostitución. Recuerdo a las compañeras trans-travestis que fueron quedando en el camino producto del sistema”.

El anuncio del cupo laboral sin dudas es un avance en materia de inclusión. Gabriela Morelatto López militante trans y vecina de José C. Paz, compartió con Diario PH su opinión a razón del decreto presidencial: “Sin lugar a dudas tiene una importancia tremenda para todo el universo trans-travestis, pues más allá de la ley de identidad de género que sacó Cristina, esto es un pasito más en el camino de que dejemos de ser marginalizadas y vulneradas”.

Gabriela también sabe que ocupar los espacios representa muchos desafíos y afirma: “Esto también nos debe abrir la cabeza y hacernos entender que sin formación, capacitación y un gobierno que vele por las minorías es imposible lograr objetivos para nuestro universo. Por eso celebro gratamente la publicación del decreto de cupo laboral trans e invito a compañeras, compañeros y compañeres a estar a la altura de la historia y a entender que quizá haya logros que nuestra generación no llegue a ver realizados pero si dejaremos derechos adquiridos para las siguientes generaciones».

En un recorrido normativo por la Provincia de Buenos Aires es sumamente relevante la Ley Nº14.783 de cupo laboral trans que fue impulsada por la activista travesti Diana Sacayán y se votó en septiembre de 2015.

Distinta es la realidad en los diferentes municipios de la provincia donde aún no hay un gran avance normativo con respecto a la implementación del cupo laboral.

Con este anuncio las expectativas de un avance también a nivel municipal crecen y con ese espíritu agrega Gabriela: “Nosotras quisiéramos creer que a nivel municipal existirá la misma intención que tuvo el Gobierno Nacional y por lo tanto se generarán cuanto menos ámbitos de discusión respecto a la necesidad de nuestro universo de tener acceso al trabajo formal no solo en el sector publico sino también en el privado”.

Sin dudas el decreto promulgado por Alberto Fernández es un gran avance en el camino de la inclusión del colectivo trans- travesti, pero aún queda mucho por hacer.

El promedio de vida en personas trans- travestis no se ha logrado mejorar y sigue siendo inferior a 40 años. Es por eso que el derecho de acceso al trabajo debe también ser una política de los gobiernos municipales y seguir el camino que ahora se marca desde el ejecutivo nacional.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba