Cultura

El mercado del arte cierra un año récord: ventas inolvidables y coleccionistas millennials

La venta del icónico rostro de Marilyn Monroe de Andy Warhol, «Shot Sage Blue Marilyn», que por 195 millones se convirtió en la segunda más cara de la historia.

El 2022 resultó un año épico para las subastadoras de arte, que dieron a conocer sus balances donde la casa Christie’s anunció un año récord con 8.400 millones de dólares en ventas, al igual que su rival Sotheby’s, que alcanzó su máximo de 8.000 millones de dólares en 2022, cifras nunca antes logradas en la historia.

Algunos de los hitos que explican este gran año para Sotheby’s y Christie’s -con sus principales sedes en Nueva York son un duopolio, juntas captan el 80% del mercado de arte en el mundo- se encuentran hitos como la venta de la colección de Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft, o la venta del icónico rostro de Marilyn Monroe de Andy Warhol, «Shot Sage Blue Marilyn«, que por 195 millones se convirtió en la segunda más cara de la historia, detrás de Leonardo Da Vinci.

Pero es mucho más lo que dejó este 2022 en materia de subastas si se piensa que en dos oportunidades se modificó el ranking de las diez obras más caras: la Marilyn de Warhol, con sus casi 200 millones de dólares desplazó del segundo lugar al español Pablo Picasso. Luego, «la subasta del siglo», como se denominó a la del fallecido Paul Allen, incorporó dos pintores franceses al top ten, Pierre Seurat y Paul Cézanne.

Pero además, el año en que Christie’s rozó los 8,4 billones y sus ventas se se convirtieron en «las más altas de su historia» estuvo atravesado por muchísimos íconos culturales, desde Miguel Ángel a Matisse, de María Antonieta a Napoleón, y de Bob Dylan a James Bond, que han hechizado a postores de todo el mundo.

Es el año también en que se vendió la fotografía más cara de la historia, «Violon d’Ingres» de Man Ray, por 12.4 millones de dólares y en que un dibujo de Miguel Ángel que recaudó en París 23,2 millones de euros marcó un récord para cualquier antiguo maestro en ese delicado soporte.

Las razones tras el record

Según el optimista balance de Christie’s, con la cifra de 7.200 millones en subastas y 1.200 millones en ventas privadas, superó los 7.100 millones de dólares de 2021, tras el retroceso de 2020 por la pandemia del covid-19 que había impedido que los remates se realizaran con normalidad.

¿Cómo entender este récord de recaudación? Para el director gerente de Christie’s, Guillaume Cerutti «a pesar de un macroentorno difícil» por la incertidumbre económica a raíz de la guerra de Ucrania y la alta inflación, hay una «resiliencia de los mercados de arte y lujo» y «el notable éxito de varias colecciones de arte importantes, incluida la inolvidable venta de Paul Allen», dijo en un comunicado.

Cuatro millones de personas en todo el mundo siguieron, en vivo, on line, el remate de la colección del cofundador de Microsoft, que se convirtió en noviembre de este año en la más cara de todos los tiempos, por un exacto de 1.620 millones de dólares. Incluyó cinco obras que se vendieron por más de 100 millones cada una, recibió oferta de postores provenientes de 32 países y un total de 27 artistas establecieron nuevos récords.

Los nombres de esas cinco piezas incluyen a Seurat («Les Poseuses Ensemble – versión Petite»), por 149,2 millones; a Cézanne («La montagne Sainte-Victoire»), 137,8 millones; Van Gogh («Verger con cipreses»), 117,2 millones de dólares; Gauguin («Maternidad II»), 105,7 millones; y a Klimt («Bosque de abedules»), 104,6 millones de dólares.

Pareciera que el parate que impuso la pandemia conspiró para que en este año vieran la luz en el mercado de subastas un conjunto de joyas artísticas que permitieron así marcar sucesivos nuevos récords. En resumen, Christie’s aumentó sus ventas 17 por ciento con respecto al 2021, ofreció 46.322 lotes y las categorías más exitosas fueron arte impresionista, moderno, de posguerra, contemporáneo, diseño, grabados y fotografía.

Otro dato que evaluaron las casas de subastas fue el origen de los compradores y en este 2022 América del Norte y del Sur aumentaron (40% en valor, 35% en 2021), mientras que los de Asia-Pacífico bajaron (del 31 al 26%). De todas formas, «los compradores asiáticos fueron absolutamente cruciales para el resultado» de la colección Allen, ponderó el director general de la empresa.

Los buenos números vienen impulsados por «una nueva generación de coleccionistas: el 35% de los compradores en 2022 eran nuevos y, de ellos, el 34% eran millennials», es decir, nacidos en los años 1980 y 1990.

«Los millennials continúan impulsando y remodelando el negocio global -explicaron desde esa subastadora- representando el 21% de los compradores globales. Su gasto aumentó un 127 % en los últimos cinco años). Esta generación es más propensa a realizar transacciones digitales y la empresa se ha adaptado a ello». Según explicaron, esta nueva generación de coleccionistas es contactada principalmente a través de la plataforma on line, teniendo en cuenta que son clientes que pasan su tiempo en TikTok, WeChat, Red e Instagram. Además, El 75% de las ofertas realizadas en las subastas fueron digitales.

Al igual que Christie’s, Sothebys emitió un largo comunicado con sus logros obtenidos: los 8.000 millones de dólares recaudados en 2022 representa la cifra más alta en sus 278 años de historia, mientras se prepara para celebrar los 50 años de presencia en Asia con una nueva sede en pleno corazón de Hong Kong, que tendrá siete mil metros cuadrados.

En 2022 -explicó en un comunicado- hubo «una demanda sostenida de obras maestras de primer orden, ya sea en categorías consolidadas o nuevas, como los coches clásicos o los objetos de colección» y añadió Sothebys: «seguimos aumentando nuestra audiencia a través de un mayor alcance digital».

Así la subastadora se refirió a los «resultados históricos para 2022», que abarcaron tres colecciones de un único propietario (David M. Solinger, Sir Joseph Hotung, The Macklowe Collection) por más de 100 millones de dólares.

En mayo de este año, la directora general de Sotheby’s Mari-Claudia Jiménez, responsable mundial de desarrollo de negocio, Global Fine Art, había evaluado en declaraciones a Télam que «con la volatilidad en otros mercados, el del arte sigue siendo una opción muy atractiva para los coleccionistas». Y anticipaba: «El mercado mundial del arte sigue siendo excepcionalmente fuerte y la confianza de los coleccionistas es muy alta».

Mientras que ha conseguido 120 récords de artistas, las ventas en subastas de obras de arte y objetos de lujo en Sotheby’s fueron de 6.800 millones de dólares, mientras que las ventas privadas superan los 1.100 millones de dólares por tercer año consecutivo. Al igual que marca la tendencia, más del 40% de los pujadores de este año eran nuevos en Sotheby’s, especialmente por las jóvenes generaciones: 2022 registró un número récord de postores menores de 40 años. Los Tik Toks de algunas subastas tuvieron más de 6 millones de visitas y el video más visto alcanzó 3 millones de visualizaciones.

«En las ventas mundiales de Sotheby’s, el 68% de los nuevos pujadores procedía de países de Asia», detallaron desde la casa que durante 2022 abrió una nueva oficina en Tokio, organizó su primera subasta en Singapur en 15 años y celebró la primera gran exposición internacional en Vietnam. También acogió nuevas citas en China continental, Corea del Sur y Tailandia.

También tuvo un año destacado en Europa, con unas ventas consolidadas de 2.300 millones de dólares, el total más alto desde 2015. Las ventas de Londres, de 1.400 millones de dólares, se sitúan en sus niveles más altos desde 2018; París ha tenido el año más fuerte de su historia e Italia tuvo su segundo año más fuerte en una década.

Si bien, aun no ocupan ninguno de los lugares del ranking más alto, aumentó la demanda de obras de mujeres artistas. «El número de obras de mujeres artistas vendidas en Sotheby’s por más de 1 millón de dólares ha aumentado en más del 70% desde 2019», detalló la casa de subastas e incluyó como las dos más valiosas a «Spider IV», de Louise Bourgeois (16,5 millones de dólares); y «Portrait De Romana de la Salle», de Tamara de Lempicka (vendida por 14,1 millones de dólares). Finalmente, el 91% de las pujas de esa subastadora se realizó por Internet.

De cara al 2023, la casa propiedad del multimillonario franco-israelí Patrick Drahi, promete que en enero se verá una de las colecciones de arte barroco más importantes que jamás haya salido al mercado (la colección Fisch Davidson, estimada entre 40 y 60 millones de dólares), y asegura que se se ampliará el Metaverso de Sotheby’s, destino líder de obras de arte y objetos de colección digital.

39.1kMe gusta
4.6kSeguidores
5.4kSeguidores
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría conocer tu opinión. ¡Gracias!x
()
x
¡Chateanos!
WhatsApp