Malvinas Argentinas

Condenaron a 27 años al homicida de Facundo Gutiérrez

Facundo Gutiérrez tenía 18 años cuando en junio de 2016 recibió un disparo en el pecho por delincuentes que intentaron robarle el auto en la entrada de su casa de Los Polvorines.

El Tribunal en lo Criminal 7 de San Martín condenó hoy a 27 años a Lucas Axel Ezequiel Tévez, de 24 años y domiciliado en la localidad de Adolfo Sourdeaux por el homicidio de Facundo Gutiérrez (foto), ocurrido en junio de 2016.

La víctima: Facundo Gutiérrez.

Con las firmas de los jueces Gustavo Varvello, Saint Martin Germán y Julián Descalzo se condenó a Tévez este mediodía en los tribunales de San Martín. El subsecretario de Seguridad de Malvinas Argentinas, Jorge Cancio, ofició de abogado defensor de la familia Gutiérrez, que contó con la asistencia del equipo municipal de atención a la víctima. A continuación uno de los pasajes de la sentencia:

«(…) los hechos se subsumen en los delitos de homicidio, cometido con arma de fuego, en concurso material con portación ilegal de arma de fuego de guerra y resistencia a la autoridad en concurso ideal con abuso de armas doblemente agravado por ser cometido contra personal policial y procurar impunidad y encubrimiento agravado por ser el hecho anterior especialmente grave».

Dos meses antes del crimen de Gutiérrez, Tévez había salido en libertad luego de cumplir la pena de un año y seis meses de prisión por el delito de robo agravado por el uso de arma de utilería
en grado de tentativa.

Facundo Gutiérrez tenía 18 años cuando en junio de 2016 recibió un disparo en el pecho por delincuentes que intentaron robarle el auto en la entrada de su casa de Los Polvorines.

El hecho sucedió a las siete de la tarde del 20 de junio de 2016, en la intersección de Mozart y Gutiérrez, en Los Polvorines, a unas pocas cuadras de la Universidad Nacional General Sarmiento.

La víctima entraba el auto en marcha atrás, cuando se dio cuenta de la intención de los dos hombres. Aceleró y chocó un auto que tenía la familia dentro de la casa. Una de las personas que salió primero de la casa fue su hermana, de 15 años, que llegó a ver a uno de los homicidas por detrás. Su declaración fue vital para la reconstrucción de lo sucedido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba