San Miguel

Con críticas de la oposición por «bochornoso y miserable», se aprobó la rendición de cuentas de San Miguel

La oposición denunció inversiones millonarias en plazos fijos de partidas que tendrían que haber ido a programas y políticas públicas. Además, observó una manera "discrecional" de rendir casi mil millones de pesos sin especificar en qué se usó, falta de ejecución y ausencia de información en la rendición de cuentas.

Mediante un expediente calificado como «bochornoso y miserable» por la oposición, el oficialismo logró aprobar ayer en el Concejo Deliberante de San Miguel la rendición de cuentas 2019. El intendente Jaime Méndez y el Ejecutivo en general fueron el blanco de las críticas por la falta de transparencia que observaron los distintos bloques opositores en el informe y, además, por la negativa a acceder al software Reforma de la Administración Financiera en el Ámbito Municipal (RAFAM), que permite hacer la trazabilidad de las cuentas municipales.

Entre otros proyectos -se trataron expedientes de dos sesiones- con 15 votos afirmativos y nueve en contra, resultó aprobada la Rendición de Cuentas 2019. Fue la primera con formato mixto de la historia del legislativo de San Miguel: todo un éxito. Participaron por teleconferencia Franco La Porta del Frente de Todos; Adrián Luque y Sergio Vallejos del Frente Renovador; Carmen Pérez y Marcela Viguera del Frente de Todos -Partido Justicialista.

En el comienzo, se aprobó un decreto para habilitar la licencia al concejal oficialista Pablo de la Torre, quien regresará al Ejecutivo para trabajar en la situación sanitaria desde la Secretaría de Salud. En su lugar asumió la abogada Gabriela Barrientos. 

El nivel de los planteos esgrimidos por la oposición comenzó a subir de tono a la hora de tratar un pedido de informe que pidió explicaciones por el no otorgamiento a cada concejal del usuario y contraseña del sistema informático RAFAM, que permite acceder a la contabilidad de la gestión municipal.

“Háganle honor a la decisión política de que la oposición no tiene acceso a RAFAM y no usen argumentos que incomodan la capacidad política e intelectual de quienes estamos aquí. Es una situación desafortunada”, formuló Viguera. En idéntica dirección, desde el Frente de Todos, Bruno Baschetti señaló: «Muéstrennos que todo está en orden y que es una gestión transparente. No veo por qué no nos pueden entregar nuestros usuarios para ingresar a RAFAM. Tenemos el derecho y la obligación de controlar al Ejecutivo».

La respuesta del oficialismo para no aprobar el pedido de informe fue que el acceso al sistema RAFAM no integra la Ley Orgánica de las Municipalidades. Con visible enojo por la respuesta, Baschetti volvió a subir el tono: «Trabajamos para el pueblo de San Miguel, no para cuatro vivos que se sientan en la planta baja». 

Desde su casa -participaba por teleconferencia-, La Porta explicó la “necesidad de crear un comité de crisis en San Miguel sobre la pandemia del coronavirus”. “Tiene que contar con tres observatorios que incluya a organizaciones políticas, culturales, sociales y entidades que analicen la situación financiera”, resumió. El debate del tema sería largo, pero no por eso aprobado. 

La sesión presidida por Hugo Reverdito tuvo, por primera vez en su historia, concejalas y cooncejales sesionando por teleconferencia.

Rendición de cuentas cuestionada

Tras la llegada del expediente, la oposición emitió un dictamen en minoría donde expresó su rechazo a la rendición de cuentas 2019.

Una de las argumentaciones, tuvo que ver con la inversión en plazos fijos que hizo el Ejecutivo durante el período 2019. «‪El municipio de San Miguel está cumpliendo con un cometido que no es su trabajo: las inversiones financieras. En términos relativos, las inversiones financieras son muy altas. Yo comparto el cuidado del dinero, pero no se puede invertir todo el tiempo y demorar por eso la inversión en distintos programas. No se cumple la función específica de para qué debe funcionar el municipio», explicó La Porta.

‪»La inversión financiera ocupa un porcentaje importante: está en quinto lugar detrás de las tasas públicas y el Ceamse», expresó La Porta y agregó: «‪Es de buen gestor cuidar el dinero. Pero no se puede utilizar para poner en plazos fijos lo que corresponde a programas».

En el mismo sentido, el presidente del bloque FdT, Cristian Mayal, señaló que a plazos fijos se destinaron 7 millones de pesos pero «en el expediente no dijeron que ese dinero iba a ser utilizado en plazos fijos». También, recriminó al oficialismo un remanente de 20 millones de pesos en «otro fondo». El concejal redondeó: «En total nos da un activo de 900 millones de pesos que tendrían que hacer al Servicio Alimentario Educativo de nuestro distrito y al no tener RAFAM es imposible rastrear la trazabilidad de estos movimientos». 

Durante su intervención, observó un movimiento del 31 de diciembre por 360 mil pesos y que en la partida del Servicio Alimentario Escolar figuraba como otros conceptos. Asimismo, comenzó a enumerar las partidas bajo otros conceptos y criticó esa modalidad: «Secretaría de Educación: 800 mil pesos en otros conceptos. ‪Subsecretaria de Cultura: 4 millones de pesos. En total, hay 16 millones de pesos en otros conceptos. Es una actitud miserable que se rinda de esta forma porque se trata del dinero de la gente de San Miguel». 

La crítica del oficialismo se centró también en los incrementos del presupuesto: «Modernización tenía asignado 62 millones de pesos y rindieron 107. Tuvo una variación de 45 millones». A su vez, el concejal señaló que se erogaron 3 millones en el área de nuevos proyectos pero «no se hace mención a ningún nuevo proyecto en el Presupueto 2019».

«Hubo un manejo discrecional de más de mil millones de pesos entre lo que se presupuestó y lo que se rindió por secretarías», fue contundente Mayal. 

La Porta criticó las modificaciones presupuestarias que se realizaron durante el año: «Deberían presentar un presupuesto que esté más cerca de lo que en realidad van a necesitar. De 4 mil, siempre termina siendo 6 y pico. El Ejecutivo cambia todo lo que quiere y eso hace que no tenga sentido el pase del presupuesto por el Concejo Deliberante». 

Otro de los blancos de críticas que tuvo el expediente de la rendición de cuentas fue la ausencia del tema cargos y contratos emitidos desde el Ejecutivo. «No podemos llevar un control de los cargos que se asignaron durante el 2019 y que cantidad de contratos de planta permanente y de forma transitoria tiene el municipio en sus distintas áreas», criticó La Porta. 

«Si me dan un expediente sin información es votar a ojos cerrados. El anexo 3 de la resolución habla sobre la carátula respecto de la planta de personal: está vacío», señaló Viguera en su intervención por teleconferencia. 

«Es una falta de respeto esta rendición de cuentas. Ni la mínima voluntad política de querer generar un esclarecimiento. Frente a la pandemia, creímos que nos iba a poner a todos a trabajar en una situación sanitista. Pensamos que íbamos a tener diálogo con Hacienda y otras áreas para articular», reprochó Viguera. 

Según detalló La Porta, la rendición de cuentas 2019 arrojó el resultado de que, por ejemplo, se destinaron $19,9 por habitante a políticas de género; $0,57 por habitante a prevención a las adicciones y $0,65 en discapacidad, mientras que en Prensa y Comunicación, Becas y el área que corresponde a las coordinaciones territoriales el gasto fue de $256, $111,68 y $245,95, respectivamente. 

También, fue criticada la falta de ejecución del Presupuesto 2019. «Para luces, veredas, etc. tenían más de 155 millones de pesos de los cuales se ejecutaron solo 2 millones: el 1%. la Plata estaba, pero juntando intereses en plazos fijos. Bario Parque la Luz es uno de los que necesitan esas inversiones», expresó La Porta. También, detallaría que en barrio Obligado, el porcentaje de ejecución ronda el 30%. 

«Para la obra del Arroyo Los Berros se usaron 5 millones de pesos para poner una luces y unos bancos para que la gente se siente. Estoy a favor de la obra, lo que no es el gasto excesivo», expresó el concejal de FdT en una crítica al manejo de una de las políticas más desarrolladas en los últimos años en el distrito: la obra pública. 

Otro de los temas que la oposición recriminó al oficialismo tuvo que ver con la declaración presupuestaria que obligaba el pacto Fiscal, votada en el mismo recinto, pero que, finalmente, «no se hizo», expresó Viguera y agregó: «Ustedes mismos lo votaron». 

La respuesta desde el oficialismo respecto de las de partidas presupuestarias asignadas a cada área -uno de los blancos de la oposición-, se basó en que no se puede dividir ese gasto por el total de la población porque es bajo el porcentaje de beneficiarios que reciben la prestación de cada una de las áreas. 

«No podemos dividir lo que se asigna a cada área por todos los ciudadanos de San Miguel, porque no todos ocupan ese beneficio», expresaron desde el bloque Partido Justicialista-Juntos Por El Cambio. Una explicación lógica pero desestimada por la oposición. 

Por otro lado, la oficialista Diana Ávalos defendió el expediente enviado por el Ejecutivo y expresó a sus pares de la oposición que están disponible los libros de gastos en el Concejo Deliberante. 

«Cuando voy al informe del departamento Ejecutivo, leo a Méndez y veo la capacidad que tiene de poner su fanatismo en una rendición de cuentas. Ha logrado introducir en el informe su posicionamiento dogmático y transversal del posicionamiento que tiene San Miguel sobre las dos vidas. Eligió decir que todo lo que hacen es en función de las dos vidas. Mirá que tenía cosas para decir», cerró Viguera.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba