Malvinas ArgentinasUniversidadZona Noroeste

Cómo funciona el Centro de Estudiantes de la UNGS en tiempos de pandemia

El presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional General Sarmiento, Nacho Gambino, habló con Diario PH sobre las necesidades y demandas de los estudiantes en épocas de cuarentena.

El presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad Nacional General Sarmiento y referente de la agrupación El Puente, Nacho Gambino, habló con Diario PH sobre las necesidades y demandas de los estudiantes en épocas de cuarentena.

-¿Cómo está trabajando el centro de estudiantes en este contexto de pandemia?

-Como Centro de Estudiantes nos encontramos con un escenario muy novedoso, incierto y con mucho trabajo, porque hay que innovar en las formas de comunicación y de estar presentes. Recientemente sacamos una beca de datos móviles para que los estudiantes se puedan conectar a las diferentes clases virtuales y puedan también descargar los materiales.

–  ¿Cuál es el origen de esas becas, son de las universidad? 

-Esas becas las sacamos del centro de estudiantes gracias a que pudimos juntar unos fondos a través de una fiesta que hicimos a fin de año. Nos quedó una caja y es algo novedoso para el centro de estudiantes, ya que en los años de gestión de la izquierda nunca hubo caja ni un fondeo del centro, no había dinero. Nunca se generaron actividades en favor del estudiante. Creo que fue una actitud positiva la que tuvimos de realizar esa fiesta. En realidad, teníamos planeadas varias actividades para recaudar fondos y poder llevar adelante políticas similares a ésta, pero con el tema de la pandemia se nos vio cortada esa posibilidad.

-¿Esas becas son para datos móviles para los estudiantes?

-Sí, estuvimos esta semana cargando crédito a varios estudiantes que se inscribieron. En esta primera etapa fueron 500 pesos por persona, con lo cual en algunas compañías están accediendo a cinco y ocho gigabytes. Lo cual es muy necesario, porque con las charlas de zoom te consume muchos datos, más cuando estás en varias materias, hay varias charlas, además de los PDF que hay que descargar.

-Las universidades sí habían hecho convenio con distintas empresas telefónicas pero solamente para las web edu.ar

-Hay convenios para acceder a páginas edu.ar y para alguna otra página, pero todo lo que es por fuera, no. Vimos la necesidad, estaba la demanda de los estudiantes y aplicamos los recursos que teníamos para tratar de dar una mano.

-¿Qué otras demandas o necesidades plantean los estudiantes?

-Hay mucha incertidumbre respecto del cierre del cuatrimestre, cómo se promocionan o aprueban las materias, si va a haber presencialidad o no. Nosotros tuvimos la iniciativa de ir generando canales de diálogo con diferentes gremios de la universidad, tanto docentes como no docentes; a través de la plataforma zoom con las autoridades de la universidad. Nos hemos conectado también dentro del mismo frente político Funyp, también reuniones de comisión directiva como para ir articulando las distintas informaciones que nos llega. Hay que estar presentes y comunicar al máximo lo que se vaya resolviendo porque es el día a día; y hay diferentes instancias, está el Consejo Superior, el comité de formación.

-En principio, todos los estudiantes tienen final obligatorio, que no era así antes de la cuarentena o al menos no en todas las materias. 

-Sí, en principio se había propuesto como una dinámica general a todas las materias y luego se volvió atrás con esa propuesta. Ahora es el docente el que decide si es final obligatorio o cómo se aprueba su asignatura. Eso un punto a favor para los estudiantes, porque nosotros habíamos hecho una encuesta y había salido que tres de cuatro estudiantes estaba en contra del final obligatorio. Y se ha tenido en cuenta a través de un informe que le enviamos al rectorado, que esa medida era bastante impopular.

Gambino también se refirió a los problemas tecnológicos con las distintas plataformas y a la actitud de los docentes: «En varias materias se ha planteado que la presencialidad iba a ser también un espacio para la presentación de trabajos, que se habían planteado en la virtualidad. También quizás no están tan exigentes con los plazos, tienen contemplaciones porque no todos tenemos las mismas realidades en nuestras casas y hay que atender necesidades».

Sobre la charla con el rector Pablo Bonaldi, Gambino contó: «La idea es que haya un diálogo fluido, teniendo en cuenta las primeras resoluciones que se habían tomado en el comienzo de la cuarentena. Si bien entendemos que fue todo un poco caótico, no estuvimos dentro del grupo decisorio. Entendemos también la urgencia de la cuestión y tampoco es que nos enojamos, simplemente decir: ‘Nosotros representamos a los estudiantes, queremos estar y dar nuestra mirada para que las decisiones contemplen un poco el sentir de los estudiantes».

Sobre mensaje a los estudiantes, Gambino señaló: «Estamos trabajando en conjunto, tanto con el resto de las agrupaciones como con los gremios docentes y no docentes, como también con las autoridades. Hay un diálogo fluido, interesante, que va a ser que cualquier decisión que se tome desde cualquier punto de la universidad, llegue inmediatamente a los estudiantes para que estén al tanto de lo que ocurre minuto a minuto».

Por último, Gambino afirmó: «No es que porque no haya clases presenciales, el centro de estudiantes está desactivado o dormido. Gestionamos cada uno desde nuestras casas, cumpliendo la cuarentena, pero cumpliendo la responsabilidad por la que nos eligieron».

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba