Nación

Cómo fue el cumpleaños de Maradona en Bella Vista

Fue el miércoles, con un festejo íntimo en su casa del country Los Fresnos. Sus hermanas, su hija Jana, familiares de Rocío Oliva, su pareja, y una lista de invitados que no superó las cincuenta personas, fueron quienes estuvieron al momento de soplar las velitas del cumpleaños número 59 del diez. Su abogado, Matías Morla, quien le regaló un Don Perignon Rose con incrustaciones de piedras, también estuvo presente. Todo, ante la ausencia de sus hijas Dalma y Ganinna.

A las 19, según publicó el diario Olé, Maradona tuvo una charla vía Face Time con los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto. A los llamados se sumaron el de Enzo Francescoli y el del diputado nacional del Frente de Todos, Wado de Pedro.

Recibió distintos y diversos regalos, desde muchos lugares y de distintas maneras. Uno de ellos fue el saludo de su amigo, el presidente del estado plurinacional de Bolivia, Evo Morales. Otro, había sido ese sillón que protagonizó el homenaje que le rindiera el club Newell’s Old Boys, en el Parque de la Independencia, el día anterior, previo a la victoria de sus dirigidos, Gimnasia, por 4 a 0.

Del festejo, íntimo y alegre, no trascendió mucho más. Lo llamativo fue la visita que recibió Maradona en la madrugada del miércoles: su hija Gianinna, a quien no esperaba. La hija diseñadora del Diez llegó cerca de las 2 de la mañana al barrio Los Fresnos, acompañada del exfutbolista, ahora pseudo rock star, Daniel Osvaldo. Otra bomba que nadie esperaba.

El problema es que cuando Gianinna llegó, la fiesta había terminado y su padre no se encontraba en buenas condiciones, según desarrolló Infobae. A la sensación amarga, Gianinna la llevó a tres posteos de Instagram que decían: «No se está muriendo porque su cuerpo lo decide. Lo están matando por dentro sin que él se pueda dar cuenta. No creo en el parámetro de normal, pero eso está muy alejado de la realidad que él se merece. Recen por él, por favor. Gracias“.

En el segundo posteo dijo: “¿Se acuerdan que había un zoo donde te podías sacar fotos con un león gigante? O sea, podías entrar a la jaula y por poco más ‘abrazarlo’. Lo tenían empastillado, porque era imposible domar a la fiera. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia». El tercer mensaje subido a su cuenta de Instagram, Gianinna publicó: “Dame la mano así de nuevo, así yo te puedo llevar ahora”.

La respuesta de Maradona, al día siguiente y a través de Instagram Live, fue un ataque a su hija: “’Quiero decirles que no me estoy muriendo, que duermo plácidamente, porque estoy trabajando. No sé qué habrá querido decir Gianinna o que interpretará, yo sé que ahora cuando uno se está haciendo más viejo se preocupan más por lo que dejás que por lo que estás haciendo, y yo les digo a todos que no voy a dejar nada, que voy a donar todo, todo lo que corrí en mi vida lo voy a donar”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba