Vicente López

Clausuran clínica privada en Villa Adelina

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, ordenó la «inmediata clausura» del Centro de Salud Norte, en la localidad de Villa Adelina, ante pruebas que indican que en esa clínica «se ha desatado un foco infeccioso del virus Covid-19».

La magistrada dispuso que la medida se concrete luego de que las autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires en coordinación con PAMI y la municipalidad de Vicente López trasladen de manera urgente a los pacientes internados a hospitales de la zona y apliquen el protocolo como posibles portadores de Covid-19, según la resolución a la que hoy accedió Télam.

La denuncia comenzó cuando familiares de una mujer de 65 años, fallecida el 6 de abril, denunciaron en la Justicia a la clínica por no haberlos informados de que la víctima era un posible caso de coronavirus y de no haber tomado ninguna precaución al respecto.

«Tanto los pacientes, como el personal médico y no médico de la institución se encuentra al presente en serio riesgo para su salud física y psíquica y, en consecuencia también, para la salud pública en general», afirmó Arroyo Salgado sobre la clínica ubicada en Gervasio Méndez 3968.

Además advirtió que la mujer fallecida en esa clínica y a la que post mortem por orden suya se hizo el test que dio positivo para Covid-19 el pasado 11 de abril, llegó primero a urgencias del hospital provincial «Manuel Belgrano» de San Martín y desde allí se la derivó a la clínica de Villa Adelina por falta de camas

«La fallecida ingresó por ambulancia del PAMI el 7 de marzo a las 21 al hospital Belgrano», indicó la jueza, que agregó que según declaró en la causa su hermana, fue examinada, diagnosticada y derivada al Centro de Salud Norte el 8 de marzo a las 4 de la madrugada.

«En la clínica en cuestión se ha desatado un foco infeccioso del virus Covid19, ya diseminado en la totalidad de la institución con múltiples personas perjudicadas», muchas de ellas «pacientes internados» que «se encuentran en verdadero riesgo, por ser población sumamente vulnerable a los efectos del virus en cuestión», advirtió la jueza.

Arroyo Salgado sostuvo que el cuadro de situación es de «extrema gravedad» y aludió a un informe entregado al juzgado por el responsable médico de la clínica en el cual se omitió «toda referencia en orden a las medidas que eventualmente se hubieran dispuesto respecto de los pacientes ambulatorios y de aquellos que se encuentran o hayan estado internados» del 7 de marzo al 11 de abril.

Un período dentro del cual «no resulta posible descartar que el virus Covid-19 se encuentre ya instalado en la comunidad de la clínica en cuestión», a lo que se sumó que ese centro asistencial tiene convenio con PAMI, por lo que la mayor parte de quienes allí se atienden «integran el llamado grupo de pacientes de riesgo».

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba