San Miguel

Cómo continúa la causa por Lucía Costa

Declararon ayer dos nuevos testigos y Bomberos de San Miguel presentó la pericia a la fiscal que investiga la causa. Los familiares piden el cambio de carátula y señalaron la responsabilidad de funcionarios municipales. El próximo martes volverán a marchar al centro de San Miguel para reclamar por la lentitud del proceso judicial.

A casi un mes de la explosión que provocó la muerte de Lucía Costa en el bar Zar Burgers & Beer de San Miguel, las abogadas que representan a la madre de Lucía, Lorena Osores, pedirán el cambio de carátula en base a las últimas declaraciones de testigos que estuvieron en el lugar y que incriminan, aún más, a uno de los cuatro dueños, Claudio Oliverio. A su vez, Osores, contó hoy a Diario PH que preparan una nueva convocatoria, el próximo martes, cuando se cumpla un mes del hecho, para reclamar por la lentitud del accionar judicial. 

La causa por la muerte de Lucía el pasado 9 de octubre en un bar de San Miguel se encuentra aún en etapa de recolección de pruebas y ya tiene cuatro personas imputadas. Frente a la fiscal que instruye el caso, Tamara Vaisman, ayer se sentaron a contar lo que vieron Oriana y Franco, dos jóvenes que, si bien no eran del grupo de amigos de Lucía, fueron testigos presenciales de los hechos que ocurrieron esa noche. 

«Declararon cosas terribles», señaló Lorena a Diario PH. En su aporte a la causa que ya lleva 900 fojas que ya están en manos de las abogadas Nilda Gómez y Carolina Azcona, señalaron la responsabilidad de Claudio Oliverio -quien esa noche se encontraba en el bar- y Leandro Piana, dos de los imputados, a nombre de los cuales figuraban las habilitaciones del local. La lista de imputados se completa con una de las camareras y la cajera del bar Zar Burgers. 

«Ellos la vieron a Lucía prenderse fuego durante veinte minutos. Franco le contó lo que ocurría dentro a Oliverio -quien se encontraba en la vereda- y él le respondió, como si nada ‘tranquilo, tranquilo, no pasa nada'», señaló hoy a Diario PH Candela, la prima de Lucía que ayer acompañó a Lorena a la fiscalía de San Martín.

También, la madre aprovechó el encuentro con la fiscal Vaisman para entregarle un pendrive con filmaciones caseras de los celulares de los jóvenes que estuvieron en el lugar esa noche y reclamarle por la lentitud con que se presentan las pericias que la fiscal solicitó a los distintos organismos públicos. Recién ayer, llegó el informe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Miguel, que intervino en el incendio.

«Veo mal como madre que todavía no llamen a declarar al dueño y que no hayan llegado todavía los informes de distintos organismos. la burocracia hace que todo sea lento. Le dije a la fiscal que si necesitaba que salga a buscar información, lo haré», dijo Lorena hoy a Diario PH.  

Vale señalar que, tal como expresó hoy a este medio la abogada titular de Familias Por la Vida -quien representa a la madre de Lucía y a otros damnificados-, los celulares de muchos jóvenes que estuvieron la noche fatídica en el lugar, aún no aparecieron y «se abrió una causa en la UFI N° 24 de Malvinas Argentinas por robo», agregó Gómez. 

«El material fílmico que entregamos ayer va a cotejar lo que ocurrió esa noche con las ocho cámaras de la empresa Zar Burgers, que se cortan durante varios minutos y vuelven a grabar a a misma hora, y las de la Municipalidad de San Miguel. Pese a lo lento del proceso, estamos muy conformes con las medidas que está tomando la fiscal de la causa», expresó Gómez a Diario PH

Lorena, la madre de Lucía Costa aguardaba ayer en la fiscalía N° 4 el encuentro con la fiscal Tamara Vaisman.

Cambio de carátula a homicidio doloso

El pedido de familiares es que se cambie el homicidio culposo que posee la carátula del expediente y que se agregue la figura de dolo, en base a las responsabilidades. Esto modificaría la situación de los cuatro imputados que tiene la causa: el dueño del lugar, el encargado, una mesera y la cajera del bar. 

«Queremos que saquen la calificación de accidente. Esto configura un estrago. Pedimos que, como mínimo, se agregue el dolo eventual», señaló la abogada Gómez. A su vez, en diálogo con Diario PH, la madre de Lucía, pidió por lo mismo y cargó contra el accionar de la Policía de la Provincia de Buenos Aires: «Necesitamos que se haga ya el dolo y que se deje de manipular las declaraciones de los chicos. No puede ser que estén manipulando la información que dieron los chicos en las declaraciones con la Policía«.

Entre las pruebas presentadas a la fiscal, Carolina Azcona, la otra abogada que patrocina a la madre de Lucía, señaló hoy a Diario PH que está en investigación la responsabilidad de funcionarios municipales, en base al informe que presentó la Municipalidad de San Miguel a Vaisman: «Ellos argumentan que, en el momento de la explosión, había inspectores municipales que estaban realizando controles en el bar Zar Burgers. El acta dice que llegaron 22.30 al local y que se estaban retirando cuando escucharon la explosión«.

A todo esto, según señaló Azcona, la reglamentación para la apertura de bares firmada en un «decreto» por el intendente de San Miguel, Jaime Méndez, prohibía la venta de alcohol, aunque «los testimonios dicen lo contrario: se estaba vendiendo cerveza».

«Los locales debían funcionar como Take Away. Se podían retirar los pedidos por los locales y consumirlo en mesas dispuestas al aire libre. «Ni siquiera podían haber mozos en el lugar: se hacían los pedidos, la gente comía en esas mesas al aire libre y tenían que tirar ellos mismos los residuos en la basura. Para esto tenía que servirse todo en materiales descartables, según el decreto municipal», agregó Azcona.

Nuevo pedido de Justicia

La instancia de instrucción se vio interrumpida hoy por el parte médico que presentó Rodrigo, uno de los jóvenes testigos quien no pudo declarar hoy como estaba previsto. Respecto de los tres jóvenes que permanecían aún internados, uno de ellos, Thiago, fue dado de alta, en tanto Dolores y Franco continúan internados. Uno de ellos en el Hospital del Quemado en Capital Federal. 

El próximo martes 10 de noviembre, a partir de las 17, al cumplirse un mes del hecho, familiares, amigas y amigos convocaron a una nueva movilización al centro de San Miguel para pedir «Justicia por Lucía». Allí mismo, anticiparon a Diario PH, se hará una suelta de globos que llevarán el pedido de justicia. 

«Yo quiero creer en la justicia, pero es lento y muy impune todo, tendrían que estar todos imputados. Va a hacer un mes que no tengo a la nena. Convocamos a toda la gente a que me ayude, para que se haga justicia. Pido que cada uno de los que tienen que dar información que la den como corresponde para aclarar el caso. Yo lo que más quisiera es que cada uno hubiera hecho las cosa que les correspondía y que hoy pudiera estar con Lucía», cerró Lorena, al otro lado del teléfono, a punto de quebrarse por el dolor. 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba