José C. Paz

Vecinas y vecinos de San Atilio impidieron la entrada de camiones al basural

 “Fue algo espontáneo. No fue elaborado y tiene que ver con la bronca de la gente. La gente se empezó a acercar. Fueron más de 100 personas las que había ayer. El humo fue el detonante de todas las cosas que ya vienen pasando hace rato”, explicó a FM Tinkunaco, el integrante de Vecinos Unidos San Atilio Victor Jopia. 

Vecinas y vecinos del barrio San Atilio bloquearon ayer la entrada de camiones municipales al basural en símbolo de protesta frente al espacio que sirve de depósito de basura, dentro del barrio. Tras un diálogo con la Policía, que se acercó al lugar, los vecinos pidieron, una vez más, que se erradique el basural. 

 “Fue algo espontáneo. No fue elaborado y tiene que ver con la bronca de la gente. La gente se empezó a acercar. Fueron más de 100 personas las que había ayer. El humo fue el detonante de todas las cosas que ya vienen pasando hace rato”, explicó a FM Tinkunaco, el integrante de Vecinos Unidos San Atilio Victor Jopia. 

Los vecinos del barrio impidieron la entrada de camiones que trasladaban basura al predio. La situación fue el detonante de una problemática que data de hace tiempo: si bien las protestas y los pedidos de erradicación se mantienen hace tiempo, cuando comenzó la cuarentena hubieron días ininterrumpidos de quema y de humo en el barrio, explicaron. 

“Cuando empezó la pandemia se incrementó mucho la cantidad de camiones que entraban, que venían con ramas, que venían ya no solamente con tierra y ramas si no también con desperdicios de todo tipo, como ser muchas cosas del cementerio y eso fue lo que llevó a que cada vez haya más quema. Hubieron cuatro días ininterrumpidos de humo en el barrio. Fue insoportable, porque ya no eran ramas lo que se quemaba sino que todo tipo de cosas. El humo era tóxico y mucha gente reportó dolor de cabeza, picazón de garganta y esto fue generando el malestar de los vecinos”, señaló Jopia. 

«Los vecinos están cansados de que se les tome el pelo y que pasen por nuestras narices los camiones y eso genera indignación. La gente estaba muy enojada, cortó la calle, intentó hablar con el intendente pero no se acercó ningún funcionario. Los únicos que vinieron fueron los policías y eso también generó malestar ya que sufrimos mucha inseguridad, pero esta vez estuvieron al instante», cerró el vecino.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba