José C. Paz

Interventora del área de control de precios y habilitaciones de comercios paceños: «La legalidad se mezcla con la necesidad de la gente»

La jueza de faltas a cargo de la intervención de la nueva Secretaría General de Inspecciones Generales y Defensa al Consumidor de José C. Paz, Roxana Gutiérrez, habló con Diario PH y se refirió al trabajo de reestructuración que lleva adelante en el área que tiene a cargo controles de precios, inspecciones, denuncias, habilitaciones y el cumplimiento de la normativa de la cuarentena.

Al cumplirse dos meses de hacerse efectiva la intervención en la nueva Secretaría General de Inspecciones Generales y Defensa Al Consumidor de José C. Paz, la jueza municipal de faltas y actual interventora Roxana Gutiérrez dialogó hoy con Diario PH, explicó cómo funciona la secretaría y señaló: «Es muy difícil combinar la normativa contemplando la realidad y la necesidad de la gente». 

Tras la ebullición que significó el desplazamiento del personal del área de Bromatología a principios de 2018, la decisión del intendente Mario Ishii fue decretar la intervención del área que tiene a su cargo ese asunto y varios más cómo, bromatología, puestos ambulantes, comercios, mayoristas, publicidad e inspecciones de industrias. Para esa intervención fue asignada, a fines de enero de este año, la jueza de faltas municipal Roxana Gutierrez, quien llevó adelante una planificación de reestructuración de la nueva secretaría y, sin preverlo, ponerle el cuerpo a los efectos de la crisis sanitaria, que llegaría al poco tiempo. 

«La intervención de la Secretaría comenzó en marzo y ya teníamos cómo proyecto digitalizar y transparentar toda la información para que los paceños tengan acceso al municipio, puedan consultar y tramitar habilitaciones, hacer denuncias de comercios, denunciar inspectores, etc, todo digitalmente», señaló Gutiérrez y resaltó: «No lo hacíamos por la pandemia porque, aún, no sabíamos que esto iba a suceder». 

«Nos llevó tiempo la evaluación de esta intervención para situarnos en la condición en la que se encontraba. Tuvimos que erradicar hábitos, incorporar nuevos y establecerlos», explicó. 

La jueza de faltas está a cargo de un equipo integrado por 50 nuevos inspectores jóvenes, capacitados durante meses en la especialización del área, quienes verifican el cumplimiento de las normativas vigentes sobre comercios habilitados en el actual contexto de pandemia y el asunto precios. Además, cuenta con un plantel de abogados que la asesoran sobre las modificaciones que se realizan diariamente a esa normativa, que determinan, la habilitación de nuevos rubros. 

«La explosión de la suba indiscriminada de precios empezó con la cuarentena. En ese, momento los operativos eran de 24 horas y los grupos de inspectores controlaban boliches, bares, comercios, etc. Pasamos muchas veces por los mismos lugares y al gente entendió que el control iba a ser permanente. Después empezamos con las inspecciones generales de bromatología». señaló la funcionaria a Diario PH.

También, la interventora señaló que se está implementando una credencial con código QR para los inspectores, que permita a cualquier persona escanearlo y redireccionarla a la página de la municipalidad, para corroborar la legalidad de la inspección. 

«A partir de la denuncia digital, empezamos a controlar los precios en comercios minoristas», señaló y detalló: «Se hicieron 600 denuncias en un plazo de 20 dias». 

«Cuando detectás un rubro que no corresponde, por ejemplo, encontrás una pinturería, que no está habilitada para trabajar, y en sus papeles dice ferretería, y eso si. Sobre eso se trabaja en las inspecciones y es muy difícil porque se mezcla la legalidad con la necesidad de la gente», explicó Gutiérrez y agregó: «Cuando comenzamos con las inspecciones tras la cuarentena, salías a apagar un incendio tapando otros». 

El estado de cuarentena, repentino, obligó a capacitar a los equipos de inspectores para estar actualizados con la normativa vigente, que se modificó diariamente y lidiar con la realidad que atraviesan los vecinos y comerciantes de José C. Paz. 

Sobre la consulta de Diario PH por la disposición que habilita a los municipios a multar a comercios por sobreprecios, Gutiérrez explicó que la municipalidad «tuvo siempre la posibilidad de multar a los comerciantes que no estaban en regla mediante el juzgado de faltas y defensa al consumidor, por eso existen. Esa potestad ya estaba explícita». 

«LLevar adelante la decisión del intendente solo es posible cuando se articula con otras áreas y se trabaja en equipo, sumando fuerzas para un mismo objetivo que es mejorar la calidad de vida de los paceños», cerró Gutiérrez.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba